Izquierda Unida alerta sobre el retraso en el plan de prevención del suicidio

Gaspar Llamazares./E. C.
Gaspar Llamazares. / E. C.

«La alta tasa justifica agilizar la cuestión», responde Llamazares a la previsión de Del Busto de iniciar el protocolo a finales de año

E. C. GIJÓN.

Gaspar Llamazares, portavoz parlamentario de Izquierda Unida en la Junta General, advertía ayer sobre la demora del Gobierno del Principado en la puesta en marcha del protocolo de atención al suicidio. El diputado señala que, a pesar de la alta tasa de suicidios que registra Asturias, es una de las comunidades que más está tardando en implantar este tipo de planes. Las últimas estadísticas, recordaba Llamazares, sitúan a Asturias al frente de la tasa de suicidios en España, con unas cifras de casi trece casos por cada cien mil habitantes. La más alta del país, cuya media se sitúa en los 7,7 suicidios por cada cien mil habitantes. «Aquí lo único que hace el Gobierno es anunciar un retardo mayor cuando somos una comunidad con una alta tasa de suicidios que justificaría la agilización de este tipo de cuestiones», lamentaba.

El consejero de Sanidad, Francisco del Busto, respondía este mismo lunes a la pregunta formulada por el grupo parlamentario de Izquierda Unida, en la que la formación instaba al Principado a especificar plazos. La previsión de Sanidad es iniciar el protocolo de riesgo suicida antes de final de año, pues el borrador está actualmente en proceso de evaluación. Dicho documento se ha enviado a cuarenta y siete revisores externos sanitarios y no sanitarios, y se encuentra en fase de aportaciones, explicaba Sanidad a principios de semana. La consejería avanzaba también que el protocolo incluirá una 'marca de riesgo suicida' en los sistemas informáticos. «Seguimos con una consejería muy lenta para reaccionar ante los problemas», respondía ayer Llamazares a Del Busto.

La redacción del protocolo de prevención de suicidios se inició el pasado mes de octubre con un grupo de trabajo integrado por cinco profesionales de distintas disciplinas: una trabajadora social, una enfermera especialista en salud mental, un psicólogo clínico, un psiquiatra y un médico de familia, organizados por la Unidad de Coordinación de Salud Mental. La intención manifestada en abril por el consejero en la Junta General era la de aplicar el protocolo en todos los centros de salud y hospitales de la región, así como en la red de salud mental.

El diputado de Izquierda Unida le instaba ayer a cumplir lo acordado, así como a presentar antes de finalizar el año un nuevo Plan de Salud Mental que incluya una memoria económica y una mayor participación social y profesional.

El suicidio es la primera causa de muerte entre los asturianos menores de cuarenta años de ambos sexos. En el caso de las mujeres, es también la primera causa de muerte entre las asturianas de quince a treinta y cuatro años, según el estudio realizado a partir de los datos de mortalidad de 2015.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos