El juez investigará los contratos de las residencias de mayores

Admite a trámite el recurso que presentó la Plataforma de Afectados del ERA por las presuntas irregularidades en estos documentos

P. LAMADRID GIJÓN.

El juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 1 de Gijón ha admitido a trámite el recurso presentado el pasado 11 de julio por la Plataforma de Afectados del ERA (Establecimientos Residenciales para Ancianos) sobre las presuntas irregularidades detectadas en los contratos de hospedaje firmados por los usuarios. La plataforma había planteado, en noviembre de 2016, una solicitud ante el ERA para que reconociera la nulidad de estos documentos. El organismo autónomo no respondió a esta petición, por lo que los afectados decidieron presentar un recurso contencioso-administrativo, con el que se inicia un proceso judicial.

La nulidad de los contratos de hospedaje «se fundamenta en la falta de información veraz, la actuación incorrecta del ERA, la no emisión de facturas mensuales y la situación física de los ancianos que, sin estar incapacitados legalmente, padecían enfermedades que eran incompatibles con el hecho de que pudieran prestar un consentimiento contractual suficiente y válido», explicó la plataforma. Así las cosas, el órgano judicial requiere al ERA para que, en el plazo de veinte días, envíe los expedientes correspondientes. Asimismo, le emplaza a que se persone como demandado en un periodo de nueve días. «Vamos a ver cómo queda todo, pero esto ya es un paso bastante grande», apuntó el presidente de la Plataforma de Afectados del ERA, Ángel Rodríguez. Para los familiares de los usuarios, el organismo autónomo «actuó con los ancianos como la banca con las preferentes, pues todo el mundo tenía el convencimiento de que, pagando el 75% de su pensión, excluidas las pagas extras, no se generaba deuda de ningún tipo».

Anticorrupción

Por otro lado, Rodríguez manifestó la intención de la plataforma de «ahondar en el tema de que la Fiscalía Anticorrupción se meta en las cosas del ERA» ante la sospecha de que pudo haber «bastantes irregularidades». Por su parte, la Consejería de Servicios y Derechos Sociales anunció el domingo pasado que el 1 de septiembre había iniciado el proceso para poder aplicar el copago a los afectados por las facturas cobradas de forma errónea a los usuarios de la red geriátrica pública desde 2007, que afecta a 2.802 expedientes. Personas que residían en una plaza de las gestionadas por el ERA y a las que no se les computó adecuadamente la ayuda que tenían concedida con cargo a la Ley de Dependencia. El objetivo del Principado es que la devolución de las cantidades ingresadas en exceso empiece a realizarse antes de que finalice este año.

Fotos

Vídeos