La Junta aprueba el proyecto del tren cremallera a los Lagos de Covadonga

Varios turistas visitan la zona del lago Ercina, en los Picos de Europa.
Varios turistas visitan la zona del lago Ercina, en los Picos de Europa. / NEL ACEBAL

La proposición no de ley presentada por el PP salió adelante con los votos a favor del PSOE, Foro, Ciudadanos e IU y la abstención de Podemos

LAURA CASTRO CANGAS DE ONÍS.

«Es una solución que compatibiliza la protección del Parque con la creciente afluencia de visitantes». Con estas palabras defendió ayer la diputada popular Marifé Gómez la proposición no de ley presentada por su partido para iniciar los trámites necesarios para implantar el tren cremallera a los Lagos de Covadonga. La iniciativa, impulsada ya en 1998 por el entonces Gobierno popular en la región, se aprobó ayer en la Junta General del Principado con los votos a favor del PSOE, Foro, Ciudadanos e Izquierda Unida y la abstención de Podemos.

A pesar de apoyarlo, los socialistas se mostraron críticos con el proyecto. La diputada Dolores Álvarez Campillo lo tachó de «ambiguo, inespecífico, interpretable y marrullero». Asimismo, señaló que la prioridad «es modificar el Plan Rector de Uso y Gestión de los Picos de Europa, pues prohibe los funiculares y las líneas de ferrocarril en el espacio protegido». La socialista animó a los populares a aprovechar la elaboración del documento -el anterior fue anulado en 2005 por el Tribunal Supremo- que se está llevando a cabo actualmente para asegurarse de que en el futuro no incluya esta prohibición. «El Gobierno está dispuesto a estudiar cualquier iniciativa que se demuestre que sea viable y que priorice la conservación medioambiental», concluyó Álvarez.

Más noticias

Izquierda Unida defendió la proposición no de ley de los populares a la que añadieron dos enmiendas. En la primera de ellas apostaron por un estudio previo que «debe hablar de la incidencia social del proyecto, de la creación de empleo, de la reestructuración de los trabajadores del Plan de Transporte actual y de la sostenibilidad económica y medioambiental». Así lo expresó Ovidio Zapico, quien añadió una serie de requisitos para el futuro. «No vamos a aceptar ninguna salida que no sea justa o solidaria con los empleados. Tampoco aceptaremos que la carretera a los Lagos la usen otras personas que no sean ganaderos, hosteleros o servicios públicos. Y en cuanto al modelo de gestión, estaremos dispuestos a escuchar opciones, pero apostaremos siempre por un modelo económico y de gestión mayoritariamente público», zanjó el de IU.

Héctor Piernavieja, diputado de Podemos, aseguró que «nos parece aberrante juzgar un proyecto en el que falta tanta información» y aprovechó su intervención para subrayar que «el PP es el partido de los pelotazos y debería preguntarse qué pasó con otras ruinas como las de la variante ferroviaria de Pajares».

La diputada de Foro, María del Carmen Fernández, criticó que «esta propuesta no hubiera salido antes por puro sectarismo de los gobiernos de la región». Recordó en este sentido que la proposición no de ley presentada por los populares «tiene mucha historia y se asemeja al proyecto para la construcción de la pasarela sobre el río Nalón que la consejería también escondió por motivos partidistas». Asimismo, hizo especial hincapié en que el tren cremallera es «una buena medida para el desarrollo turístico de Covadonga y por ende de todo Asturias».

Así lo valoraron también desde el grupo parlamentario de Ciudadanos a través de su diputado, Nicanor García, quien recalcó que «estamos completamente de acuerdo en hacer un plan de viabilidad previo, pero no tanto por el empleo sino por el impacto ambiental y por solucionar la gestión de visitantes del Parque». Añadió que «trazar un tendido eléctrico en un espacio protegido será complicado, pero es una propuesta muy interesante del estilo de países avanzados como Suiza o Austria».

Fotos

Vídeos