«Honrar así al país es pura emoción»

Una fila de ciudadanos se dirige hacia la bandera española para besarla en la explanada de la rula de Cudillero. /DAMIÁN ARIENZA
Una fila de ciudadanos se dirige hacia la bandera española para besarla en la explanada de la rula de Cudillero. / DAMIÁN ARIENZA

Doscientas personas participan en la jura de bandera civil celebrada en Cudillero | Las presidentas regionales del PP y de Foro besaron la enseña nacional durante el acto, presidido por el coronel Manuel Pérez López

ÓSCAR PANDIELLO CUDILLERO.

Para cerca de 200 vecinos del Principado, la de ayer fue una mañana para guardar con especial cariño en el recuerdo. Bajo un sol imponente y con el acompañamiento de la brisa marina, la explanada de la rula de Cudillero acogió uno de esos actos que siempre va acompañado por el fervor de decenas de familias y curiosos: una jura de bandera civil que, en esta ocasión, estuvo presidida por el jefe del Regimiento Príncipe número 3, Manuel Pérez López.

El acto, que comenzó con rigurosa puntualidad al mediodía, contó con la presencia de un centenar de militares pertenecientes al Batallón de Infantería San Quintín, uno de los dos cuerpos del Regimiento Príncipe. Así, después del protocolario reconocimiento a las autoridades civiles -encabezadas por el delegado del Gobierno, Mariano Marín-, los casi doscientos civiles provenientes de toda la región juraron o prometieron lealtad a la bandera y uno a uno la besaron en el centro de la explanada. «Yo fui militar durante veintidós años y me gusta mucho este tipo de vida. No me parece nada vergonzoso venir aquí a besar la bandera. Ver a toda esta gente y honrar así al país es pura emoción», resumió el vecino de Oviedo José Carlos Puente, uno de los civiles que rindió homenaje a la bandera.

No quisieron perderse el acto las presidentas regionales del Partido Popular y de Foro, Mercedes Fernández y Cristina Coto. Lejos de hacerlo como espectadoras, ambas se sumaron al grupo de civiles que honraron la enseña. «En un momento en el que el fanatismo intenta romper nuestra nación, es un orgullo jurar nuestra bandera, como muestra de lealtad a España», afirmó Coto tras el acto.

Defensa de la Constitución

El coronel Manuel Pérez, por su parte, no pudo ocultar su satisfacción tras la conclusión de la jornada. A su juicio, la participación de tantos ciudadanos en un acto así resultó «muy, muy emotivo. Nada más verles las caras se notaba que estaban sintiendo lo que estaban haciendo». «En los últimos años cada vez más se ha notado más que los españoles quieren mostrar lo que nos marca la Constitución: su amor a España y el sentido de defensa a lo que es suyo», defendió el jefe del regimiento.

Tampoco quiso perderse la cita Covadonga Rodríguez, que a sus veinte años lució una peineta negra para jurar bandera junto a varios familiares. «Llevo queriendo hacerlo mucho tiempo. Tengo sentimiento patriótico y no me parece nada malo hacerlo público en actos de este tipo», señaló la joven sierense. Una experiencia que ya calcula repetir dentro de veinticinco años, el lapso mínimo de tiempo exigido para renovar el juramento.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos