Lastra afirma que la contaminación ha bajado y defiende los planes de calidad

Lastra, durante su intervención en la Junta. / ÁLEX PIÑA
Lastra, durante su intervención en la Junta. / ÁLEX PIÑA

El consejero asegura en la Junta que en los últimos episodios de polución no se activó el protocolo porque «no se dieron las condiciones legales»

MARCO MENÉNDEZ GIJÓN.

«Los planes son eficaces y la contaminación ha bajado». Así de tajante fue ayer el consejero de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, Fernando Lastra, al responder en la Junta General a una pregunta del portavoz de Ciudadanos, Nicanor García, sobre la actuación del Principado en episodios de polución. El diputado demandó al consejero rebajar el umbral de actuación de los actuales 45 microgramos por metro cúbico de partículas en suspensión, analizar más tipos de sustancias contaminantes e incrementar la información pública, porque «tenemos derecho a saber de qué calidad es el aire que respiramos».

El consejero, que calificó a la contaminación como «un problema de nuestro tiempo», recordó que «somos una comunidad industrial, con un área central donde vive el 80% de la población». En su opinión, se trata de un problema «que ha venido para quedarse, por lo que hay que hacer una actuación seria y prudente para combinar la actividad industrial con la salud pública y la calidad del aire».

Fernando Lastra animó a todos los grupos parlamentarios a participar en el proceso de información pública en el que se encuentra el 'Protocolo de actuación en episodios de contaminación del aire en el Principado de Asturias', pues «todos tenemos que aportar nuestras mejoras prácticas y opiniones para alcanzar la mejor solución». Pero el consejero también quiso destacar las importantes inversiones que están acometiendo las industrias asturianas para rebajar sus niveles de emisiones contaminantes a la atmósfera.

Condiciones legales

Sobre los últimos episodios de elevadas concentraciones de partículas en suspensión, Lastra explicó que «si no se activó el protocolo fue porque no se dieron las condiciones legales, no se llegaba a los límites de concentración. Está claro que la calidad del aire no era la óptima, pero no era una situación en la que tuviéramos que activar el protocolo. Este es un asunto que hay que abordar con seriedad».

Una vez reconocido que la industria es uno de los elementos contaminantes del aire en la región, el consejero apuntó que «no es solo la industria». Y resaltó la polución originada por el tráfico rodado. De cualquier modo, reclamó que sea el Principado el único que pueda lanzar una alerta por contaminación: «Tiene que haber una información oficial y no un experto que salte a los medios de comunicación, a los que cualquiera puede asomarse, y provocar una alerta. Se necesita coordinar las actuaciones de las distintas administraciones, las empresas y los particulares para tomar decisiones. Tenemos que reordenarlo todo», concluyó.

Más noticias

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos