Lastra afirma que la pugna política somete el área central a «cierta precariedad»

Fernando Lastra. /  P. LORENZANA
Fernando Lastra. / P. LORENZANA

Cogersa tendrá en dos meses el anteproyecto de su planta de basura bruta y destinará 636.944 euros a una campaña de concienciación

R. MUÑIZ GIJÓN.

De crear una institución específica para el área central habla ya el estatuto de autonomía, aprobado en 1981 sin que el tiempo haya hecho realidad aquel deseo. Todos los intentos se contaban por fracasos pero eso no desalienta a los partidos a incluirlo en sus programas. En marzo de 2016 el presidente Javier Fernández protagonizó la última apuesta. Presentó un borrador que señalaba 29 concejos para conformar este espacio, apostaba por dotarles de un consorcio que facilite la gobernanza, y colgaba toda la documentación en internet para que la ciudadanía hiciera aportaciones.

Dos años después aquella web oficial, 'directricesasturias.es', conduce a la imagen de una ciudad azul e inmóvil, y un mensaje de disculpa porque el contenido no funciona. Hay un nuevo consejero al frente de Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, y está intentado salvar el proyecto a base de restarle ambición. De los 29 municipios, se ha pasado a dialogar con seis. En vez de un consorcio, hay un «grupo de trabajo» para tratar la organización y otro que discutirá sobre movilidad. «Es sensato empezar de abajo arriba», justificó ayer el consejero Fernando Lastra, quien, no obstante, admitió que el asunto adolece «de cierta precariedad» debido a «la falta de sintonía política». Subrayó que hay consenso social y económico sobre la necesidad de poner en marcha la iniciativa pero «siempre tiene más dificultades en el plano político» por las «discrepancias de difícil precisión», dijo. «Hay opinión política en contra, y la hubiera habido también en contra de la ley de la gravedad, pero las cosas terminan cayendo», confió. IU por su lado le solicitó que abriera los grupos para analizar la situación de las superficies comerciales.

Por otra parte, el consejo de administración de Cogersa, que presidió también Lastra, aprobó destinar 636.944 euros a una campaña que fomente el reciclaje. Mediante publicidad se pretende que la ciudadanía deje de echar en la bolsa negra residuos que mueren en el vertedero central pese a su capacidad de reutilización. La reunión aprobó también confiar a TFS Getinsa que por 34.073 euros entregue en 49 días el anteproyecto de una planta de basura en la que se invertirán 32 millones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos