Limpieza a toda máquina tras las lluvias en las playas asturianas

Xagó. La playa gozoniega, llena de troncos y maleza. / MARIETA
Xagó. La playa gozoniega, llena de troncos y maleza. / MARIETA

Los ayuntamientos se vuelcan con la retirada de troncos y basuras de sus arenales | «En todos los ríos que desembocan en playas hay problemas por materiales de arrastre», reconoce la Federación Asturiana de Concejos

MARCO MENÉNDEZ GIJÓN.

En el resto de Asturias no llovió estos días tanto como en Gijón, pero algunos de los arenales de la región se vieron afectados por los troncos y residuos arrastrados por los ríos. Eso sí, los distintos ayuntamientos se han afanado en dejar sus playas listas para la inminente temporada estival. Ignacio García Palacios, alcalde de Navia y presidente de la Federación Asturiana de Concejos, explicó ayer que «en todos los ríos que desembocan en playas hay problemas por materiales de arrastre, como en Ribadesella y Soto del Barco», pero apuntó que en ningún caso se llegó a los niveles que se vivieron en Gijón.

Ribadesella. La limpieza diaria de Santa Marina evita problemas en la playa.
Ribadesella. La limpieza diaria de Santa Marina evita problemas en la playa. / JUAN GARCÍA LLACA

Los arenales de Castropol y Tapia de Casariego, que han decidido compartir la contratación del servicio de limpieza, están a pleno rendimiento, mientras que en los de Cudillero ya se limpiaron los restos de palos y troncos que arrastraron los temporales, según explicó la concejala de Turismo, Verónica Pardo. En Navia se va a tramitar la adjudicación de la limpieza de las playas y algunas reparaciones necesarias, al tiempo que, según explicó la edil de Obras, María Cruz Fernández, se está negociando la puesta en marcha del aparcamiento de la zona baja de la playa de Frejulfe. En Coaña contarán con servicio de socorrismo las playas de Torbas, Arnelles y Fojos, mientras que en El Franco lo habrá en Porcía, Pormenande y Castello. La luarquesa de Salinas se ha visto afectada por el arrastre de muchas piedras, cuestión que está solucionando ahora el Ayuntamiento de Valdés, si bien todavía no se han instalado las tradicionales casetas, que este año serán 218. También se han retirado los troncos que habían llegado a las playas de Cueva y Cadavedo.

Más noticias

En Muros de Nalón, la playa de El Aguilar está lista, mientras que en Los Quebrantos (Soto del Barco) las riadas han depositado mucha madera que precisará de maquinaria para ser retirada. Lo mismo ocurre en Bayas (Castrillón) y Xagó (Gozón). Se prevé que en los próximos días se acometan los trabajos de limpieza necesarios.

Luarca. Fue necesario utilizar maquinaria pararetirar piedras arrastradas hasta la arena.
Luarca. Fue necesario utilizar maquinaria pararetirar piedras arrastradas hasta la arena. / DAVID S. FUENTE

En Villaviciosa estaban pendientes de que las manchas en las aguas gijonesas pudieran llegar a sus arenales, pero, indicó el alcalde, Alejandro Vega, «no se ha advertido rastro alguno».

En la zona oriental de la región tampoco hay problemas, dado que las labores de limpieza ya se venían llevando a cabo. En Caravia, la playa de La Espasa vio cómo se inundaba la zona del merendero, situación que ya se solucionó, mientras que en Colunga tanto los arenales como el agua «están en buen estado», destacó la teniente de alcalde, Sandra Cuesta. La riosellana playa de Santa Marina es la que se suele ver más afectada por las riadas, pero su limpieza diaria evita que haya problemas. Lo mismo ocurre en Llanes, donde la mayoría son playas naturales, si bien El Sablón tiene problemas de vertidos y en San Antolín y Cuevas del Mar aparecieron sedimentos arrastrados por los ríos que ya se están limpiando. La Franca (Ribadedeva) «está perfecta», remarcó el alcalde, Jesús Bordás.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos