Llamazares critica que Asturias perderá más de cuarenta vuelos de trasplantes al año

E. C. GIJÓN.

Gaspar Llamazares, portavoz de IU en la Junta General, advirtió ayer de que, en aplicación de un decreto del Gobierno central, a partir de noviembre, después del horario de cierre del aeropuerto, los vuelos de trasplantes o bien no se realizarían o se harían «a ciegas» sin controlador en la torre. Todo, criticó, por una medida «economicista» de Aena y Enaire para ahorrarse el trabajo de un controlador y un equipo de seguridad. Llamazares recordó que el año pasado se produjeron en Asturias 42 vuelos en este horario nocturno. En su opinión, es «incomprensible» que esta decisión ponga obstáculos a una de las «joyas de la corona» del sistema sanitario. Por esta razón, instó a las comunidades autónomas con aeropuertos pequeños, como el de Asturias, y a la Organización Nacional de Trasplantes (ONT) a protestar ante el ejecutivo de Rajoy.

Aena, por su parte, dice garantizar la operación de los vuelos de emergencia sanitaria y de la ONT en Asturias, «incluso fuera del horario operativo de la infraestructura». En un comunicado añade que Enaire, el gestor de la navegación aérea, está trabajando en el desarrollo del procedimiento para su implantación en los aeropuertos «con objeto de que la operación sin servicio de tránsito aéreo se lleve a cabo con las totales garantías de seguridad aeronáutica».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos