La lluvia suspende las procesiones en Asturias

La lluvia suspende las procesiones en Asturias
DANIEL MORA

El mal tiempo obliga a las hermandades a limitar las celebraciones de este Miércoles Santo

LAURA CASTRO / DANIEL LUMBRERAS / F. DEL BUSTO

La lluvia no da tregua a la Semana Santa y las hermandades se han visto obligadas a suspender la procesión y limitar las celebraciones de este miércoles Santo.

En Gijón, las hermandades tuvieron que llevar a cabo las celebraciones de este al interior de la iglesia de San José. Sucedió lo mismo el domingo, cuando cincuenta catecúmenos cargaron con el Niño del Remedio en San Pedro y Nuestra Señora de Begoña lució la imagen de Jesús por sus pasillos. Este año, el encuentro entre la Verónica y el Jesús Nazareno, una de las estaciones más simbólicas del camino del Calvario, no podrá producirse a los pies de la estatua de Pelayo. «De tres llevamos una y nos tememos que las mañana y pasado se cancelen también. Estamos desolados», aseguró Iván González, hermano mayor de la cofradía del Santo Sepulcro.

Por otro lado, en Avilés, se suspendió la procesión del Encuentro, y centenares de personas se han quedado bajo los soportales lamentando no poder ver los pasos de la procesión más importante de toda la Semana Santa avilesina, con la participación de las cofradías de San Juan Evangelista, Nuestra Señora de Los Dolores y Nuestro Padre Jesús de Galiana.

El arzobispo, Jesús Sanz Montes, ha trasladado su sermón a la iglesia de San Nicolás de Bari, mientras que los 'sanjuaninos' protagonizaron un pequeño acto en la capilla.

En la capital asturiana ocurrió lo mismo. Tras media hora de deliberación y mirar al cielo, la cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno decidió no salir en procesión esta tarde en Oviedo. En su lugar, se optó por realizar un sencillo acto en la iglesia de Santo Domingo con los estandartes y las bandas presentes la de la Piedad y la del Regimiento Príncipe.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos