Las lluvias se concentran en el litoral y bajan las temperaturas máximas

La lluvia llegó a Gijón por la mañana, lo que obligó a usar los paraguas. / AURELIO FLÓREZ
La lluvia llegó a Gijón por la mañana, lo que obligó a usar los paraguas. / AURELIO FLÓREZ

Las previsiones no son muy halagüeñas. Para hoy se esperan cielos cubiertos que irán disminuyendo a intervalos nubosos por la tarde.

E. C. GIJÓN.

Continúa la tónica de un verano muy atípico en toda Asturias. Si el pasado viernes el protagonismo se lo llevó el calor, con muchos puntos de la región donde se superaron los 30 grados, este sábado fue para la lluvia, que se concentró especialmente en el litoral. La temperatura máxima se registró en Llanes, con 22,3 grados, y apenas pasaron de los 20 localidades como Tineo y Colunga (21,5), Mieres (21,1) y Gijón (20,9). Pero la capital llanisca tuvo también las principales lluvias en la jornada de ayer, pues en la estación de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) de la localidad se recogieron 15 litros por metro cuadrado. Otras cantidades importantes fueron los 11,3 litros del puerto de Pajares, los 10,8 de Colunga y Gijón, y los 9,3 del aeropuerto de Asturias.

Pero las previsiones no son muy halagüeñas. Para hoy se esperan cielos cubiertos que irán disminuyendo a intervalos nubosos por la tarde. De haber precipitaciones, serán débiles por la mañana en el interior y la zona oriental. La nubosidad recobrará protagonismo mañana, con más lluvias para la mitad oriental. Además, se espera una ligera bajada de las temperaturas máximas.

La Aemet acaba de publicar su previsión para las próximas tres semanas, que comenzarán con una situación inestable en Asturias y precipitaciones débiles. Pero es que hasta el día 27 de agosto se espera también que haya un déficit de lluvias en el Principado con respecto a lo que sería normal en este mes, al tiempo que las temperaturas no experimentarán cambios importantes, con excepción de la semana que comienza mañana que se prevé una pérdida de unos dos grados sobre la media de los últimos 20 años.

También se refiere la Aemet a lo ocurrido entre el 26 de julio y el 1 de agosto y resalta que en la franja costera que va del este de Asturias al oeste de Cantabria se concentraron las mayores lluvias y que de las estaciones con las que cuenta fue la de Gijón-El Musel la que registró las mayores precipitaciones acumuladas, eso sí, de solo 10 litros por metro cuadrado. A pesar de ello, el déficit de precipitaciones acumuladas en el Principado desde el pasado 1 de octubre es notorio, pues no llegaron al 75% del considerado valor normal.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos