De Lorenzo califica de «lamentable» lo ocurrido con el preso dado por muerto en la cárcel

Gabino de Lorenzo. /Álex Piña.
Gabino de Lorenzo. / Álex Piña.

El delegado del Gobierno en Asturias se ha pronunciado sobre lo sucedido a Gonzalo Montoya en la madrugada del 7 de enero

ELCOMERCIO.ES

El delegado del Gobierno en Asturias, Gabino de Lorenzo, se ha pronunciado sobre lo sucedido la madrugada del 7 de enero al preso de la cárcel de Villabona, Gonzalo Montoya. El interno, dado por muerto, recuperó la consciencia en el Instituto de Medicina Legal donde se le iba a practicar la autopsia. Según ha recordado De Lorenzo, el suceso está siendo investigado para determinar posibles responsabilidades: «En estos momentos está en marcha por parte de Instituciones Penitenciarias una investigación por los lamentables hechos sucedidos. Hasta que haya unos informes concretos, no puedo adelantar nada», apuntó el delegado.

El reo, de 29 años, permaneció aquel domingo desde las 9 hasta las 12 del mediodía dentro de una bolsa en la morgue del Instituto de Medicina Legal. «Llegaron a marcarle en el pecho para hacerle la autopsia. Esto es un milagro, un milagro y una negligencia muy grande», explicaba la familia, que pasó de llorar la muerte de este avilesino residente en Ventanielles, Oviedo, a «rezar a Dios» para que salga adelante.

Más información

Según confirmó posteriormente su padre, José Carlos Montoya, Gonzalo llegó a esa situación «al intentar suicidarse con pastillas». Fue encontrado sentado en una silla en su celda del módulo ocho del centro penitenciario a primera hora de la mañana del domingo, durante el recuento. Tanto el médico que salía del turno de noche como el que entraba de mañana -ambos con más de 30 años de trayectoria profesional- certificaron la defunción al no apreciarse signos vitales.

Fuentes próximas a la investigación informaban pocos días después de que la noticia se diese a conocer, que las analíticas han detectado una combinación de cocaína, heroína, metadona, barbitúricos y rastros de consumo de hachís en su organismo. Ahora, Gonzalo Montoya se recupera de un presunto intento de suicidio, mientras su familia se moviliza para lograr el indulto. «Pido a Sus Majestades, de patriarca a patriarca, que lo indulten porque está muy mal», rogaba su padre, José Carlos, el pasado viernes. «Me ha dicho 'papa, tengo miedo de volver'. Van dos veces que se ha intentado quitar la vida. Si lo meten otra vez se nos suicida de nuevo», añadió. Por su parte, su abogado Luis Tuero, estudia pedir una indemnización a la Administración por lo sucedido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos