Los magistrados reivindican a las consejeras

«Cuando hay una Marta Renedo, hay una Ana Rosa Migoya que la pilla y la denuncia». El alegato lo expresó, en la comisión de investigación parlamentaria del caso, el exconsejero Ramón Quirós, en 2013. Lo hizo en un momento delicado, con Migoya imputada en la fase de instrucción, después de que la funcionaria deslizara que una de las ilegalidades que cometió la hizo para 'enchufar' a familiares vinculados al gabinete de la consejera. La acusación sostenida por Bloque por Asturias (que luego cedió a Podemos) también la cuestionó por la custodia del ordenador de Renedo. La sentencia sin embargo se preocupa por subrayar que tanto ella como su sucesora en Cultura, Encarnación Rodríguez Cañas, no tuvieron nada que ver con los delitos de la funcionaria.

Fotos

Vídeos