A la playa con cuidado

Salvamento en la playa de San Lorenzo de Gijón.
Salvamento en la playa de San Lorenzo de Gijón. / Daniel Mora

Tras una frenética jornada con un fallecido, un herido y numerosos rescates, los socorristas advierten de que hoy será un día complicado con bandera roja en numerosos arenales

LAURA CASTRO / BELÉN G. HIDALGO / GLORIA POMARADA GIJÓN / LLANES / NAVIA.

La escena se repitió ayer en casi todas las playas asturianas. Socorristas a destajo en la orilla empleando sus silbatos para advertir a los bañistas del peligro de las aguas y motos náuticas controlando desde el interior de la mar. Así, toda la tarde. La marea complicó los baños y tuvo consecuencias graves, como el muerto sacado del agua en la playa de Barayo, en Puerto de Vega, sobre el que se investiga si sufrió un paro cardiaco en el agua o si al verse en peligro y no poder salir pudo sufrir un ataque al corazón. El segundo caso fue el un surfero socorrido por un fuerte golpe en la cabeza en la playa de Palombina (Llanes) y tercer susto se registró en San Lorenzo, donde fue necesario ayudar a salir del agua a varias personas que quedaron atrapadas en un pozo.

En Palombina, en la localidad llanisca de Celorio, el surfero fue ser asistido en la misma playa por los propios socorristas y por equipos médicos de Llanes y Arriondas, pero dado la gravedad de sus lesiones tuvo que ser trasladado en helicóptero al Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA). La sospecha es que podría haber sufrido una lesión cervical.

El helicóptero del Principado recoge al surfista en el parking de la playa de Borizu, cercano a Palombina, en Celorio, para su posterior traslado al HUCA, donde quedó ingresado. / J. G. Llaca

El accidente tuvo lugar en torno a las 17 horas cuando I. D. G., de 44 años, estaba practicando surf junto a varios amigos y su hijo de ocho años. Según relataron varios testigos, el deportista fue arrollado por una ola y se dio un golpe en la parte posterior del cuello con la arena del fondo, quedando visiblemente aturdido.

«Estábamos en el agua con varios niños de la escuela, cuando vi que se había desvanecido y dimos la alerta a los socorristas», relató Anne Antón, amiga de la familia del accidentado y profesora de surf en Celorio. Los miembros de salvamento que se encontraban en Palombina, remolcaron al hombre hasta la orilla donde le inmovilizaron con un cabecero espinal. Según indicaron varios de los presentes, el afectado «no podía mover ni brazos ni piernas».

Socorristas con una de las motos náuticas, entre las escaleras 2 y 4 en la playa de San Lorenzo, en Gijón, donde ayer tuvieron que ayudar a varias personas a salir del agua. / Daniel Mora

Después de que el coordinador del Servicio de Salvamento de las playas de Llanes, Mario Arbesú, coordinado por Cruz Roja, diese aviso al Centro de Coordinación de Emergencias del 112 Asturias, se movilizaron los equipos médicos de la ambulancia de Llanes y la UVI Móvil de Arriondas.

Fueron los propios médicos quienes tras una valoración previa decidieron su traslado al HUCA y solicitaron la presencia en el lugar del helicóptero medicalizado del Servicio de Emergencias del Principado de Asturias (SEPA). Ante la posibilidad de que aterrizase en la propia playa de la Palombina, el personal de salvamento pidió a los bañistas que se acercaran a la zona del paseo para dejar libre el arenal. «Vimos cómo lo sacaban del agua y no pensamos que fuera nada grave hasta que nos avisaron de que iba a venir el helicóptero», comentaron algunos testigos. Finalmente, en torno a las 18 horas despegaba con el accidentado en dirección al centro hospitalario ovetense.

El herido pertenece al Cuerpo Nacional de Policía de Oviedo, donde reside con su mujer y sus dos hijos de catorce y ocho años. Según relataron conocidos, la familia veranea desde hace «más de veinte años en Celorio» y él contaba con una amplia experiencia en la práctica del surf. «De hecho, la pasada semana ayudó a los socorristas de Palombina a sacar del agua a una chica que se había dado un golpe en la cadera», relató Antón, quien añadió que «incluso, inició en este deporte a los hijos de sus amigos».

Más

El caso de Barayo se investiga. Los miembros de Protección Civil de Navia e incluso el médico que se desplazó a la zona creen que será necesario practicarle la autopsia porque no se sabe si se ahogó o bien sufrió un infarto cuando se encontraba en el agua. De hecho, el bañista que se percató de su presencia en el mar sin moverse ya le encontró fallecido. Según las primeras informaciones, se trata de L. C. F. F., de unos 70 años, quien podría haber sufrido un infarto cuando se estaba bañando. Fue encontrado flotando por unos bañistas, que alertaron al 112. Hasta el lugar se desplazaron servicios sanitarios y agentes de la Guardia Civil. La víctima era natural de Puerto de Vega y veraneaba en la zona, aunque su lugar de residencia era Madrid.

Hoy, alerta

Además, los socorristas también intervinieron en San Lorenzo, en Gijón. En torno a las 17.30 horas, dos personas fueron rescatadas en un tramo de baño cercano a La Escalerona. Poco después, otra persona recibió ayuda de los socorristas en la misma zona, debido a la formación de un pozo que dificultada salir. En el momento de los incidentes, la bandera que ondeaba en la playa era la amarilla, aunque luego pasó a ser roja. Según Cruz Roja se produjo un empeoramiento ode la mar que hoy continuará.

De hecho advierten de que, el día será complicado, porque se prevén altas temperaturas y, sin embargo, será difícil bañarse dado que la bandera roja ondeará en casi todas las playas. Aconsejan respetar las indicaciones de los salvamentos y el color de las banderas.

Fotos

Vídeos