Los marines toman tierra en Asturias

Aterrizaje de uno de los MV-22 Osprey en el aeródromo de La Morgal. / E, C.
Aterrizaje de uno de los MV-22 Osprey en el aeródromo de La Morgal. / E, C.

Dos aviones MV-22 Osprey del Ejército de Estados Unidos participaron en unos ejercicios tácticos en La Morgal

MARCOS GUTIÉRREZ LA MORGAL.

Los marines americanos pasaron fugazmente ayer por Asturias para llevar a cabo una serie de ejercicios tácticos rutinarios con militares del Acuartelamiento Cabo Noval. Dos aviones MV-22 Osprey de despegue vertical llegaron minutos después del mediodía al aeródromo de La Morgal para tomar parte en una prueba de evacuación que ya se había comenzado a preparar en la tarde del miércoles.

La prueba consistió en el establecimiento de un escenario en el que se producía una situación de emergencia, tras la cual hubo que desarrollar una completa maniobra de evacuación en los aviones. Las aeronaves despegaron de vuelta a su base de Morón de La Frontera alrededor de las dos de la tarde. La denominada Fuerza Especial Tierra-Aire de Respuesta de Crisis del Cuerpo de Marines (SP-MAGTF) cuenta en la actualidad con seis aviones de despegue vertical. El MV-22 Osprey (literalmente 'águila pescadora' en inglés) es una nave que combina las ventajas y capacidad de actuación de un helicóptero convencional con la velocidad y autonomía de vuelo de un avión turbohélice. Estos aviones son operados por una tripulación compuesta por cuatro personas: piloto, copiloto y dos ingenieros de vuelo. Tienen, asimismo, capacidad para transportar 24 soldados sentados en asientos y 32 en el suelo aprovechando todo el espacio. En junio de 2015 el Gobierno de España rubricó un acuerdo con Estados Unidos por el que la presencia militar norteamericana en la base sevillana pasaba a ser permanente.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos