El Comercio

Perlora luce su nueva imagen

Aspecto que ofrece uno de los pabellones del centro turístico tras las obras de mantenimiento.
Aspecto que ofrece uno de los pabellones del centro turístico tras las obras de mantenimiento. / P. G.-P.
  • Los trabajos de restauración exterior de los edificios suponen el colofón del proyecto de reforma iniciado el año pasado

La Ciudad de Vacaciones de Perlora recupera su imagen con las últimas actuaciones que se encuentran en marcha, como son la restauración exterior de los edificios. Los trabajos se encuentran en ejecución, pero que ya dejan asomar el resultado final de un plan de acondicionamiento que se inició hace un año financiado por la Consejería de Hacienda y Sector Público. Este proyecto, del que solo resta la rehabilitación del bar La Cabaña, responde a las reiteradas demandas para poner freno al deterioro de este complejo turístico que cesó su actividad en noviembre de 2006. Desde entonces las únicas labores que se habían realizado fueron exclusivamente las de siega de los espacios verdes siempre con vistas a las temporadas estivales. Por ello, el lavado de cara realizado el último año viene suscitando los elogios de los usuarios y de los colectivos vecinales del concejo.

Ahora la pregunta que se hacen gira sobre la futura gestión de la Ciudad de Vacaciones. Y, como señalaron a este periódico algunos de los habituales visitantes del residencial, «no tendría el menor sentido que tras una inversión próxima a los 800.000 euros solo se mantenga sin recuperar la actividad turística perdida».

Así, en la denominada primera fase que se inició en diciembre de 2013, las actuaciones se centraron en el acondicionamiento tanto de los accesos a las playas, como de las zonas verdes, deportivas e infantiles y viales, y en la renovación de la red de saneamiento y vallado de los edificios que pudieran entrañar algún peligro para los usuarios. Con anterioridad se había llevado a cabo la tala y poda de las zonas arboladas y setos y se ha mejoró el sistema de abastecimiento de agua.

En la segunda fase, desarrollada durante el presente ejercicio, los trabajos se centraron en la rehabilitación y arreglo de las áreas recreativas existentes. Pero la mayor inversión (490.000 euros) se destinó al mantenimiento y conservación de las edificaciones a fin de frenar su deterioro y garantizar la seguridad de los usuarios.

Vigilancia en el punto de mira

De otro lado, la Asociación de Vigilantes de Seguridad Privada de Asturias (AVISPA) ha denunciado los incumplimientos del pliego de prescripciones técnicas por parte de la empresa Alcor, concesionaria del servicio en la Ciudad de Vacaciones. Según esta entidad, la firma encargada de la vigilancia no dispone de los medios materiales exigidos para la prestación del servicio.

Entre ellos, contar con un vehículo, tipo turismo, necesariamente dotado con una emisora, un foco de iluminación nocturna y un extintor. También denuncian que el automóvil no puede ser utilizado y tiene que permanecer estacionado a falta de la ITV.