El Comercio

Geólogos a la caza de oricios en Arnao

Los geólogos, un grupo de 46 llegado expresamente desde Zaragoza, rebuscan en la plataforma de Arnao junto al mar.
Los geólogos, un grupo de 46 llegado expresamente desde Zaragoza, rebuscan en la plataforma de Arnao junto al mar. / MARIETA
  • Expertos internacionales buscan fósiles de hace 400 millones de años

No hace falta bucear para sumergirse en un arrecife de coral. Basta con cruzar el túnel que comunica Salinas con Arnao. La masa rocosa que atraviesa constituye un arrecife coralino formado hace 400 millones de años o lo que es lo mismo, 4 millones de siglos, tanto que supera con creces la capacidad de la mayoría de los mortales para entender la variable tiempo. Miguel Arbizu, profesor de geología de la Universidad de Oviedo y uno de los mayores conocedores del tesoro de Arnao, lo define como «el mejor arrecife del Devónico Superior de Europa», e indica que en aquellos remotos tiempos, unos 200 millones antes de que el primer dinosaurio corriese o volase sobre la tierra, formaba parte de un relieve marino equiparable a la barrera del arrecife de Australia.

El túnel desemboca junto a la playa de El Dólar y la siguiente, según se avanza hacia el Oeste, es la de Arnao, otro santuario geológico que también comenzó a formarse hace 400 millones de años, cuando la tierra hoy llamada Asturias era subtropical y submarina. Fue allí, en un promontorio situado en la parte occidental de la playa al que se accede por un camino que parte del castillete minero, donde concentraron sus esfuerzos los 46 expertos internacionales que ayer se desplazaron desde Zaragoza a Asturias con el único fin de estudiar la plataforma de Arnao.

Era la guinda al congreso internacional que ha reunido durante una semana en la capital aragonesa a 650 geólogos y sedimentólogos de distintas universidades y centros de investigación del mundo, organizado por la Universidad de Zaragoza. ¿Y por qué Arnao? «Es uno de los mejores lugares del mundo para estudiar equinodermos del Devónico Inferior», explica Samuel Zamora, miembro del Instituto Geológico y Minero de España y jefe de la expedición que ayer visitó Arnao.

El Devónico es un período geológico que comenzó hace 416 millones de años y terminó hace 359, en la era Paleozoica, y el inferior, el más temprano, «constituye un momento importante, porque presidió a una masiva extinción de animales marinos», explica Zamora.

En cuanto a los equinodermos, son animales invertebrados marinos, como las estrellas de mar y los erizos, 'oricios' en Asturias. «Uno de los mejores del mundo de esa edad está aquí, en Arnao», manifestó Arbizu, que ejerció de guía. Mejor dicho, estaba. Fue una de las piezas que a cuidadoso golpe de piqueta se llevaron lo geólogos para disgusto de algunos vecinos que, quizá desconocedores de que se trataba de autoridades mundiales en la materia y que si Arnao tiene fama mundial a nivel geológico es precisamente gracias a sus estudios, llegaron a increparles.

Zamora asegura que una vez completados los estudios, los fósiles regresarán a Asturias. No a Arnao, sino al museo de la Universidad de Oviedo.