El Comercio

Tazones regresa a 1517

fotogalería

Carlos V fue llevado en volandas hasta tierra firme. :: P. CITOULA
  • Unos 150 actores y figurantes recrean el Desembarco de Carlos V en la costa maliaya. Los actos se trasladan hoy a la Villa

Corría el año 1517. La muerte de Fernando el Católico había dejado a España sin rey y la nación estaba a la espera de la llegada del heredero, el nieto del viudo de Isabel I, Carlos V, el príncipe de Gante. Pero lo que nadie preveía es que desembarcara en Tazones. Así, aquel 19 de septiembre de hace 498 años, cuando los vecinos de esta localidad maliaya vieron llegar una flota se temieron lo peor. Pensaron, incluso, que podrían ser turcos o franceses a punto de iniciar una ofensiva. Se armaron hasta los dientes, pusieron a los niños y a las mujeres a salvo y se propusieron plantar batalla. Pronto el equívoco se aclaró. A bordo de uno de esos barcos llegaba el futuro Carlos I de España y V de Alemania. Una tormenta le había obligado a cambiar de planes. Ayer también la lluvia se coló en la recreación del desembarco en Tazones y aunque hubo que habilitar una carpa no se tuvo que suspender nada.

Unos 150 actores y figurantes -con Víctor Berros en el papel del hijo de Juana La Loca- representaron la llegada del futuro monarca, en una actividad organizada por la Asociación Cultural del I Desembarco de Carlos V, que preside Cristina Carneado, y que ha sido declarada Fiesta de Interés Turística Regional. Además, ayer se presentó un queso elaborado por Los Caserinos que cuenta con la denominación Carlos V.

El primero de los Austrias pernoctó cuatro noches en Villaviciosa -hoy en la capital maliaya siguen los actos con, entre otros, la audiencia real en la plaza de la Casa de los Hevia- antes de proseguir su viaje y poner rumbo hacia Santander.