El Comercio

El Serida apuesta por adaptar el interés científico a las demandas del sector agrario

La consejera de Desarrollo Rural y Recursos Naturales, María Jesús Álvarez, visitó ayer las instalaciones que el Servicio de Investigación y Desarrollo Agroalimentario de Asturias (Serida) tiene en Villaviciosa, donde mantuvo una reunión con el gerente, Ramón Juste, para analizar la situación actual así como las necesidades de la entidad. «Hay que conseguir que el Serida sea una herramienta cada vez más útil para un sector primario y de transformación agroalimentario que necesita innovación para ser más competitivo», destacó.

Asimismo, Álvarez lanzó un mensaje de tranquilidad y normalidad a la plantilla y apuntó que «entre los objetivos que nos marcamos están mantener el nivel investigador del centro, reconocido en el ámbito nacional e internacional y continuar adaptando esa labor a las demandas reales del sector primario para permitir mantener la población en el medio rural con un nivel de vida satisfactorio».

Una percepción con la que coincidió Juste. «Es importante casar que lo que está bien valorado científicamente con lo que demanda el sector», destacó.