El Serida ofrece a cuatro centros sus proyectos tecnológicos para la mejora del campo asturiano

Participantes en el encuentro tecnológico, ayer, en el Serida.
Participantes en el encuentro tecnológico, ayer, en el Serida. / L. I. A.

Una delegación de técnicos, pertenecientes a centros tecnológicos agrarios de cuatro países, visitó ayer el Servicio Regional de Investigación y Desarrollo Agroalimentario (Serida) para conocer las instalaciones y los proyectos de investigación en las áreas de fruticultura y genética vegetal para mejorar la actividad en el campo asturiano.

José Quevedo, en representación del Grupo Dex, una consultoría con sede en Gijón que desarrolla estrategias exteriores, explicó que «estamos llevando a cabo un proyecto para promover las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) entre los agricultores a través del uso de dispositivos electrónicos que permiten mecanizar y modernizar su trabajo y el Serida es un centro de referencia en la materia».

Los participantes pertenecen al Centro Tecnológico de Cork, en Irlanda; BEST, un instituto de formación agraria de Austria; la Cámara de Agricultura de Dordoña, en Francia y el Instituto de Tecnologías e Infraestructuras Agrarias de Navarra (Intia). Por su parte, Ramón Juste, gerente del Serida, destacó la importancia de mostrar el trabajo que desarrollado en Villaviciosa y no descartó una colaboración en el futuro con alguno de los centros.