El Comercio

El Valle entrena para superar la discapacidad

Un momento del partido de baloncesto disputado en sillas de ruedas.
Un momento del partido de baloncesto disputado en sillas de ruedas. / E. C.
  • 200 personas asisten a la jornada sobre deporte adaptado en la que pudieron participar en siete actividades distintas

«Hay personas que acaban de sufrir un accidente, se ven en una silla de ruedas y en ese momento sienten que se les acaba el mundo. Por ejemplo, practicaban su deporte favorito, el ciclismo, y piensan que ya no van a poder disfrutar de él, cuando no es así. Hoy, con las handbikes, lo han comprobado». Son palabras de Adelino Pandiella, secretario de la asociación Cosa Nuesa, y coordinador también de la I Jornada de Multideporte Adaptado que se celebró ayer en El Valle a iniciativa de José Raúl Suárez, vecino del barrio de La Rebollada, de Guimarán. Suárez, al que le falta un pie, quiso organizar un día de convivencia en el que las asociaciones que trabajan por la discapacidad se reunieran y pudieran demostrar que las barreras se pueden superar. Así, con el apoyo de Cosa Nuesa, Aspaym-Principado, Predif Asturias, Andade, Llanera sin Barreras, la Asociación de Discapacitados Físicos de Avilés y Comarca y Fedema, se puso en marcha esta iniciativa, en la que el Ayuntamiento de Carreño «se ha volcado por completo».

200 personas, con discapacidad o no, tomaron parte en las siete actividades adaptadas que había programadas: baloncesto en silla de ruedas, esgrima, bádminton, handbike, slalom, tiro con arco y tiro con gomeru. Asistentes con algún tipo de diversidad funcional se desprendieron de muchos temores al conocer que, por ejemplo, el equipo en silla de ruedas Garmat Avilés compite en Primera División. Durante el transcurso de las actividades, hubo también live painting, en el que la pintora avilesina Beatriz Castro realizó in situ un lienzo.

Después, para reponer fuerzas, hubo una comida de confraternidad en la pista polideportiva junto al Centro de Iniciativas Rurales (CIR) Monte Areo, a la que siguieron un animado sorteo; los monólogos de José Manuel Reguero y un concierto solidario con la actuación de doce intérpretes.