El Comercio

Un incendio cercano a varias viviendas de Naveces pone en jaque a los vecinos

El fuego se originó cerca de la carretera y acabó adentrándose en el monte, que había sido talado hacía poco tiempo.
El fuego se originó cerca de la carretera y acabó adentrándose en el monte, que había sido talado hacía poco tiempo. / PATRICIA BREGÓN
  • La caída de un árbol sobre la línea eléctrica fue la causante de las chispas que desataron las llamas, que tardaron casi cinco horas en poder controlarse

Las llamas arrasaron ayer buena parte del monte del barrio de Linares, en la parroquia de Naveces. El causante del incendio fue un árbol que, en torno a las 12.30 horas, caía sobre la línea de alta tensión que pasa por el pueblo. El choque de la madera contra el cableado provocó las chispas que desencadenaron el fuego, que tardó casi cinco horas en poder ser controlado y que puso en jaque a los vecinos por la cercanía a algunas viviendas.

La llamada de aviso a emergencias llegó en torno a las 12.38 horas y rápidamente se movilizaron patrullas de la Guardia Civil y de la Policía Local de Castrillón que llegaron a la zona. «Yo pasaba por allí y vi el fuego, pero en un primer momento creí que era alguien que estaba quemando rastrojos, no pensaba que pudiera ser un árbol», explica Laura Miralles, que fue la encargada de dar la señal de alarma.

Minutos después llegaba el primer camión de Bomberos, al que posteriormente se sumaba el helicóptero y miembros de la Brigada Regional de Incendios Forestales, que aportaba otros dos helicópteros para intentar controlar las llamas que cada vez se extendían más monte arriba.

El fuego se produjo cerca de un pequeño núcleo de casas que no se vio afectado ni por las llamas ni por el humo, que ascendía en dirección contraria a las viviendas, pero que sí levanto el miedo entre los vecinos ya que sólo una carretera separaba sus casas del fuego. «Al principio parecía algo más pequeño, no pensábamos que pudiera crecer tanto. Es cierto que había mucha hoja seca y eso ayudó», explicaron los vecinos. Algunos de ellos se acercaron para prestar su ayuda a los Bomberos. Aunque el monte se encuentra cerca del área del Aeropuerto de Asturias, el humo no afectó a las instalaciones, que pudieron operar con normalidad durante toda la jornada.

La columna de humo seguirá viéndose durante unos días.

La columna de humo seguirá viéndose durante unos días.

Las llamas devoraron los restos de una tala, principalmente de eucalipto, que se había producido poco tiempo antes. «Había muchas hojas por el suelo y ramas fáciles de prender. Además de hierbas bajas. Con el calor de estos días hizo falta poco para que todo ardiera», comentaron los vecinos. Finalmente, los Bomberos daban por controlado el incendio a las 17.15 horas, aunque se mantuvieron en la zona horas después para terminar de apagar los restos. Unas labores de vigilancia que continuarán las próximas horas y días para evitar que pudieran volver a reavivarse. Los efectivos continuarán mojando el terreno para prevenir.

Se está investigando si la caída del árbol sobre la línea fue fortuita o se realizó de manera intencionada. El fuego provocó también que toda la parroquia se quedara sin luz durante unas horas para favorecer el trabajo de los bomberos. Un corte que se extendió a otros pueblos como San Adriano o la zona de El Puerto, en Santa María del Mar.