El Comercio

Protestas en Gozón por la falta de depuración de las aguas residuales

  • El Ayuntamiento responde que el plan integral de la zona rural está parado por falta de financiación estatal

Los vertidos de aguas residuales en la costa de Gozón por la falta de funcionamiento de la instalación en unos casos y la carencia de red, en otros, están generando protestas en todo el concejo. Las quejas son asumidas con preocupación por parte de la Corporación Municipal, lamenta, a su vez, la demora que está sufriendo la puesta en marcha del Plan Integral de la Zona Rural. Este proyecto, encargado por el Ministerio de Medio Ambiente a la Confederación Hidrográfica del Cantábrico (CHC), ya esta finalizado, pero se encuentra sin asignación presupuestaria estatal. Mientras, los vertidos se suceden y ya están siendo objeto de sanciones por parte del Principado. La prioridad para el gobierno local socialista es solucionar las emisiones de aguas residuales procedentes de un núcleo de 145 viviendas en la urbanización de Peroño en Luanco. Se trata de un plan complejo de ejecución, ya que hace falta una profunda excavación en el subsuelo para instalar la red, cuya inversión inicial ronda los 500.000 euros. Para poder hacer frente a este gasto, el Ayuntamiento planteó la firma de un convenio con el Ministerio de Medio Ambiente. Pero dada la interinidad del Gobierno en funciones, se temen también retrasos. Para esta actuación el Consistorio solo pudo asignar una partida de 150.000 euros en el actual ejercicio presupuestario.

Otra situación bien distinta es la de la playa de Bañugues. Esta zona -que dispone ya de las correspondientes acometidas- se encuentra paralizada por la falta de puesta en servicio de la red, pues aún hay un tramo en la parroquia de San Jorge de Heres que sigue sin estar conectado al colector general, por lo que los vertidos al mar continúan.

Antromero, Verdicio y San Martín de Podes son otras pedanías que carecen de este servicio, por lo que las emisiones residuales son recogidas en pozos negros particulares y en algunos casos van a parar a los cauces de los ríos.