El Comercio

Las asociaciones vecinales aceptan sumarse al convenio municipal con la SGAE

  • Las entidades negociarán de manera individual el abono de sus pagos pendientes a la sociedad de autores

Las asociaciones vecinales de Castrillón mantuvieron ayer una reunión con la concejala de Interior, Mar González, y la técnica de Festejos, en la que se les explicó las bases de la negociación que mantuvo el Ayuntamiento con la Sociedad General de Autores para conseguir una rebaja en el impuesto que han de pagar por organizar las fiestas locales. La mayoría de las entidades acordaron sumarse al convenio municipal con la SGAE que les permitiría acogerse a un descuento del 25% en la tarifa que han de pagar en concepto de Propiedad Intelectual.

Algunas de las asociaciones presentes han acordado reunirse con sus juntas directivas la próxima semana para valorar la adhesión y el resto de condiciones del acuerdo, que pasarían por una negociación individual de cada una de las entidades con la sociedad para intentar conseguir un pago fraccionado del dinero que se debe desde el año 2012.

La carta de la SGAE llegó a las entidades a finales del mes de agosto y en ella se les reclama conocer el presupuesto desglosado de lo que costaron las actividades musicales de los festejos parroquiales con el fin de poder cuantificar el dinero que las asociaciones tienen que pagar como canon establecido en la Ley de Propiedad Intelectual. «Es un impuesto legal que hay que pagar, ahora hay que intentar conseguir unas condiciones beneficiosas para cada asociación porque no todas tienen las mismas características ni organizan el mismo tipo de festejos», explicó la concejala tras la reunión con los representantes territoriales de la sociedad.

«Nosotros nos reuniremos con la junta directiva la próxima semana para decidir nuestra posición. Hemos conseguido que nos ofrezcan esa rebaja y poder entrar en el convenio, pero ahora hay que mirar qué más se puede hacer. Tenemos que pagar, pero lo que está claro es que hay que hacer algo para cambiar esa ley que es injusta con las entidades pequeñas», comentó Laura González, presidenta de la Asociación de Vecinos de San Martín de Laspra, una de las que deben hacer frente a estos pagos que ahora reclama la SGAE.

La entidad más afectada es la comisión de festejos de Raíces Nuevo, ya que su programa de fiesta contempla varias actuaciones musicales con orquestas de renombre, que suelen tener un caché más alto que las contratadas en otras localidades del concejo. Aunque la revisión de la sociedad ha llegado también a los festivales de verano como el Songs for an Ewan Day, del que han reclamado conocer información sobre los organizadores al Ayuntamiento, como ya hicieran el mes pasado de otras entidades.

«Nosotros nos pondremos a trabajar en redactar la nueva cláusula del convenio colectivo para que pueda entrar en vigor este año y puedan beneficiarse del descuento de las actividades hechas este ejercicio. Aglutinaremos a todas las entidades que organizan fiestas en el concejo», explicó Mar González.