El Comercio

'Monchu' regresa a la aldea

José Ramón García Fernández, 'Monchu', durante la presentación de 'Recuerdos de la aldea'.
José Ramón García Fernández, 'Monchu', durante la presentación de 'Recuerdos de la aldea'. / FOTOS: L. I. A.
  • José Ramón García repasa en una exposición las tradiciones y trabajos perdidos

  • El sacerdote y artista maliayo presenta más de treinta pinturas sobre tablas en las que refleja las labores del campo y la vida en los pueblos

«Con esta muestra pretendo recordar con mi mirada un tiempu natural, sencillu, humanu y laboriosu que transcurría al ritmu de les estaciones y al pasu sosegáu de la vida de la aldea. Allí donde tenemos les raíces los fíos naturales descendientes de esta noble, rica, generosa y guapa tierra». Así, en asturiano y con poesía, define el pintor y sacerdote jubilado José Ramón García Fernández, 'Monchu', su última exposición, 'Recuerdos de la aldea', que inauguró ayer en la Fundación José Cardín Fernández y que podrá visitarse durante todo el mes.

«Son recuerdos de infancia de un mundo que no es muy lejano, pero que ya desapareció», resumió durante la presentación, en la que aprovechó para hacer un recorrido explicativo, intercalando divertidas anécdotas, por sus cuadros, más de una treintena con mucho colorido y todos ellos pintados sobre tablas. «No sigo ningún orden cronológico ni temático; el primero es para recordar a mi padre, que fue chófer de la familia Cavanilles y debajo está la xarré con la que la aristocracia y la burguesía rural venían a La Villa», apuntó.

El paisaje desde el tren, las sardineras, la nieve o el trabajo en el campo reflejado a través de una pareja sayando o de una mujer y un niño con una vara de hierba son algunos de los temas reflejados. «Era para lo que servíamos los críos, para enredar, calcar la hierba e ir por agua a la fuente», recordó.

También hace hincapié en su pintura a los mayores, «de los que tanto aprendimos y a los que tanto debemos» y no falta una visión propia de Covadonga. «Los asturianos tenemos nuestro origen en la aldea y tenemos que reivindicar la palabra aldeano; gracias a ello somos hoy lo que somos», defendió.

Cuatro años sin exponer

Hacía cuatro años que 'Monchu' no exponía en Villaviciosa. La última vez lo había hecho con una selección de cuadros sobre la Semana Santa y ayer nadie quiso perderse la nueva colección. José Cardín Zaldívar, presidente de la fundación y gerente de Valle, Ballina y Fernández, S.A, destacó el estilo propio del artista y señaló que «es una persona que se hace querer».

Por su parte, el alcalde de Villaviciosa, Alejandro Vega, apuntó que «los cuadros representan el romanticismo de lo asturiano» y la directora de la Fundación Cardín, Enriqueta de Valdés, añadió que «Monchu no ha querido esconder su pasión por el diálogo con la cultura tradicional del pueblo, con una pintura entre la inocencia y la alegoría que hace uso del estilo para dar más fuerza a su narración plástica».

La exposición podrá visitarse, de lunes a viernes, hasta el día 30, de 12 a 14 y de 18 a 20 horas. La entrada es gratuita.