El Comercio

La banda de gaitas maliaya garantiza su cantera

Rigu Suárez, a la izquierda, dirige uno de los ensayos de El Trubiecu y los alumnos de Ribadesella.
Rigu Suárez, a la izquierda, dirige uno de los ensayos de El Trubiecu y los alumnos de Ribadesella. / L. I. A.
  • La formación, que esta tarde dará el pregón de las fiestas del Portal, creó hace año y medio El Trubiecu, hermanada con la bandina de Ribadesella

Desde hace año y medio, las gaitas suenan más fuerte en Villaviciosa. A la Banda Gaites Villaviciosa-El Gaitero se sumó El Trubiecu, una bandina formada por los alumnos de la escuela de música tradicional que están llamados a ser el relevo generacional de la formación y que poco a poco están demostrando que llegan con ganas.

Tras varios meses de ensayos y trabajo, el pasado mes de julio se hermanaron con la bandina de gaites de la Escuela de Música Tradicional de Ribadesella, con la que debutaron en la Nueche Folk que se celebró en la localidad y repitieron el pasado fin de semana en el Festival Internacional de la Gaita de Villaviciosa. Rigu Suárez, gaitero de Corquiéu, se encarga de dirigir a los casi veinte niños y jóvenes que tienen edades comprendidas entre los 9 y los 17 años y muestra su satisfacción con el proyecto. «Al ser más, nos permite poder ofrecer actuaciones. Aunque de momento no tenemos mucho repertorio, el proyecto es muy importante tanto para ellos, porque pueden conocer y disfrutar de lo que es una banda, como para nosotros, que nos sirven de cantera para las formaciones principales», explicó.

La compenetración, además, es perfecta. «En Ribadesella hacía falta percusión y en Villaviciosa gaiteros, así que se complementaron sin ningún problema», asegura. Y entre los componentes también se aprecia el sentimiento de apego por la iniciativa.

«Estoy muy contenta porque de esta forma podemos tocar fuera de las clases», apunta Paula Valdés, de doce años, vecina de Fuentes y alumna de percusión desde hace cuatro de la escuela tradicional maliaya. También la gaitera Lorena Sánchez, de diez años y de Ribadesella, está entusiasmada con la formación. «Siempre me llamó la atención la gaita y aunque al principio fue un poco difícil lo de tocar en grupo, te vas acostumbrando» señala.

Hoy, a las nueve de la noche

Para quienes no los conozcan, tendrán una nueva oportunidad esta noche en Villaviciosa. A partir de las nueve, El Trubiecu participará en el acto de apertura de las fiestas del Portal junto a la Banda Gaites Villaviciosa-El Gaitero, encargada de leer el pregón.