El Comercio

Mesa para 4.000 corveranos bajo el sol

fotogalería

El buen tiempo contribuyó a que la plaza de Los Maestros se llenase de gente.

  • El buen tiempo convierte Las Vegas en una fiesta multitudinaria en la calle

Con amigos, en pareja o en familia, miles de personas disfrutaron ayer bajo el sol de la comida popular en la calle, el acto principal de la última jornada del las fiestas de Corvera, el 'Domingo de Romería'. Había más de 4.000 comensales, según fuentes municipales, que sitúan en 12.000 el número de asistentes a los fuegos artificiales descargados la víspera. Fueron diecisiete minutos de un colorido y estruendoso espectáculo en los que la pirotecnia Xaraiva quemó más de media tonelada de pólvora. «Van a ser los mejores de Asturias», anticipaba el pirotécnico, Luis Doespiritosanto, y la verdad es que no defraudaron. Los fuegos gustaron y fueron despedidos con una cerrada ovación y la verbena, al ritmo de las orquestas Charleston y Sonora Real, se prolongó hasta bien entrada la madrugada.

El tiempo contribuyó a al éxito de la comida popular en la calle de ayer. «Hace demasiado calor», decía una joven mientras se refrescaba con un culín de sidra. Otros, más precavidos, se instalaron en la plaza de Los Maestros, foco principal de la fiesta, bajo sombrillas o carpas traídas de casa.

El Ayuntamiento dispuso allí más de setecientas sillas a lo largo de varios tableros, y pocas quedaron libres. Si acaso, aquellas sobre las que el sol caía a plomo cuyos ocupantes tuvieron la suerte de cobijarse bajo una sombra. Como es habitual, tortillas, empanadas y embutidos constituyeron el plato estrella. No faltaron quienes llamaron a un repartidor de pizza ni tampoco los que optaron por la cocina en vivo y en directo, con fogones portátiles.

La mayoría de los comensales se acomodaron en los comedores que sacaron a la calle 33 bares y establecimientos de distintos puntos del concejo. Algunas, como Primero de Mayo, se cerraron al tráfico para facilitar las cosas.

La sobremesa fue larga y amena. A media tarde la mayoría de los niños pusieron rumbo al prado de la fiesta para disfrutar del show de Susana y poco después comenzaron a a escucharse en El LLar los primeros acordes del festival de tonada. Por la noche había verbena y hoy, como colofón, los niños podrán disfrutar de las atracciones de feria a mitad de precio.