El Comercio

El fin del servicio de salvamento suscita numerosas quejas en las playas de Gozón

Los numerosos bañistas que ayer escogieron las playas de Gozón para disfrutar de un día más propio de agosto que de ya entrado septiembre se llevaron un desagradable sorpresa. No había socorristas, y las quejas fueron unánimes: el servicio debería prolongarse durante todo el mes, tal y como ocurre en otros municipios. Sin ir más lejos en Castrillón, donde durante todo el mes se mantiene un retén en Salinas y San Juan.

Ayer tampoco había socorristas en Verdicio, ni en Luanco ni en Bañugues, ni en ninguna plaza de Gozón. Y lo mismo sucederá hoy lunes, pese a que el pronóstico anuncia una nueva subida de temperaturas. El servicio, que se inició el 18 de junio, concluyó el sábado en todo el concejo. «Hay dinero para fuegos artificiales, pero no para socorrismo, las prioridades deberían de ser otras», lamentaba una joven de Salinas que ayer decidió ir a Xagó. «Este año no volveré. Es una playa peligrosa y sin salvamento no me baño», decisión que también siguieron otros muchos bañistas.

Temas