El Comercio

Salvamento mantiene hasta el día 30 un retén formado por nueve socorristas

  • El acceso con perros a las playas del concejo volverá a estar permitido a partir del viernes siempre que vayan debidamente atados

Salvamento mantiene el servicio en Salinas-San Juan. Al contrario que en concejos como Gozón, donde finalizó el pasado sábado, un retén formado por nueve socorristas -dos más que el año pasado- velará hasta el próximo día 30 por la seguridad de los bañistas en las referida playa, la más concurrida del concejo. Ante la reducción de efectivos, únicamente se habilitarán dos zonas de baños, en Salinas y en San Juan, sin descartar que en ocasiones excepcionales, propiciadas por el buen estado del mar, se disponga una tercera a la altura de El Espartal.

En el resto de playas del concejo el servicio finalizó el domingo, por lo que ante cualquier emergencia se ha de llamar al 112, que movilizará a los socorristas de Salinas-San Juan o a los medios necesarios. El coordinado de Salvamento en playas de Castrillón, Ignacio Flórez, subraya la conveniencia de realizar los baños en las dos zonas habilitadas para tal fin y de extremar las precauciones.

Hasta el momento la temporada de baños se ha caracterizado por un notable descenso del número de intervenciones de los socorristas, especialmente de rescates en el agua. Ayer lunes, primer día en que el servicio queda en manos del retén, la afluencia a las playas del concejo fue notable, si bien con toda probabilidad descenderá bruscamente a partir de hoy martes.

La Agencia Estatal de Meteorología anuncia la progresiva entrada de una borrasca, con descenso de temperaturas, predominio de cielos cubiertos y chubascos generalizados, sin descartar que puedan ser localmente fuertes y acompañadas de tormentas.

Perros

Quienes acudan a las playas en la recta final de la temporada oficial de baños tendrán que compartir espacio con los perros. El período que prohibe su presencia concluye el día 15, por lo que a partir de entonces podrán acceder a los arenales siempre y cuando vayan debidamente atados, en ningún caso sueltos.

Si hasta el año pasado la prohibición se extendía hasta el 30 de septiembre, el plazo se ha reducido a raíz de la modificación de la correspondiente ordenanza municipal aprobada por el Pleno, que también ha autorizado el acceso de mascotas a una zona de la playa de Bayas.