El Comercio

«¡Pasen por Candás! Háganlo siempre, pero sobre todo ahora en fiestas»

Marcelino Torrontegui, masajista del Málaga, lee el pregón.
Marcelino Torrontegui, masajista del Málaga, lee el pregón. / P. G.-P.
  • «El Sur es otro paraíso, pero cuento los días para pisar este suelo», dice un emocionado Marcelino Torrontegui en el pregón del Santísimo Cristo

«Soy un carreñense corriente, uno entre muchos, contento y feliz de ser de aquí». Con estas emotivas palabras, el masajista del Málaga y pregonero de las fiestas del Santísimo Cristo de Candás, Marcelino Torrontegui Duarte, proyectó su más sincero sentimiento, el que tiene de su tierra natal, sus familiares y sus amistades. Fue un discurso repleto de recuerdos que sirvieron para recortar la distancia que lo separa de Málaga, donde reside y en la que nacieron sus dos hijos, del concejo que lo vio crecer. «Asturianos que no estáis donde el viento os vio nacer, que él os lleve mi canción como un suave amanecer...». Este fragmento de una de las canciones del músico y compositor local Pipo Prendes le sirvió para expresar con mayor profundidad la pasión que siente por el pueblo de Candás. Con él abrió el pregón.

Podólogo y profesional masajista, Torrontegui -que ha formado parte de las expediciones olímpicas en seis ocasiones- expresó su «gratitud» por el honor que supone convertirse en el portavoz de sus paisanos para anunciar las fiestas. «Creo humildemente que no atesoro los méritos suficientes para asumir este compromiso, pero soy disciplinado y si Carreño dice que me necesita hoy y en este lugar, no puedo faltar a la llamada de mis vecinos y a mi concejo».

Hubo recuerdos agradecidos a todos los que hicieron posible sus comienzos deportivos: Carlos Muñiz, que lo introdujo en el mundo del ciclismo; «la gente del Náutico de Carreño», el Club Los Gorilas de Candás y Manuel Ángel Muñiz, con el que hizo sus «primeros pinitos en el mundo de fútbol, en el Candás CF». «Fue el ciclismo el primero en llevarme por muchos y diversos rincones del mundo, hasta llegar a las cotas más altas que propiciaron que un humilde carreñense como yo haya sido partícipe de seis juegos olímpicos». Fruto de la relación profesional con esta modalidad deportiva, pudo mostrar su tierra a figuras tan relevantes como Tony Rominger o Marino Lejarreta y, más tarde, al hoy expresidente del Málaga, Fernando Sanz.

También tuvo palabras entrañables para su esposa Susana, sus padres, Marcelino y Carmina, y también para sus amigos malagueños, que le transmitieron muchos ánimos para el momento de ayer. Torrontegui -que dijo sentirse afortunado de vivir en «otro paraíso muy distinto, como es Málaga- reconoció que no puede «dejar de contar los días que faltan para pisar este suelo». Finalizó su discurso invitando a las próximas generaciones a mantener estas tradiciones que les unen. «Hoy me voy a limitar a decirle al mundo: ¡Pasen por Candás, háganlo siempre, y muy especialmente disfruten de las fiestas de su Santísimo Cristo!». La programación festiva se vio alterada ayer al aplazarse, por el mal tiempo, los fuegos artificiales, que se trasladan a mañana a la misma hora.

Hoy será el día grande. La programación prevista dará comienzo a las 7 horas, con el ceremonial de La Alborada que, en caso de mal tiempo, se trasladará a la nave del edificio rehabilitado de Ortiz. Después, las 11.30 horas, dará comienzo la procesión religiosa con la imagen del Cristo que irá seguida de una misa solemne y un concierto de la Banda de Música de Candás en la Plaza de la Baragaña. Si las condiciones meteorológicas son favorables, a las 17.15 horas, se disputará el trofeo de fútbol Santísimo Cristo que enfrentará al equipo local con el Ceares. A las 19 horas, se podrá en marcha el desfile de charangas y por la noche verbena en Les Conserveres.