El Comercio

IU apuesta por congelar los impuestos, tasas y precios públicos del año próximo

  • El equipo de gobierno realizará cambios de gestión e incluirá el fraccionamiento del IBI en su propuesta fiscal

Izquierda Unida llevará al Pleno de este mes de septiembre la aprobación de las ordenanzas para el año 2017. En líneas generales, el equipo de gobierno ha anunciado que no contempla subidas de impuestos, tasas o precios públicos. «No vamos a hacer cambios respecto al año pasado, se quedará todo tal y como estaba, pero si que tenemos que hacer cambios en la gestión de las ordenanzas, en algún caso obligados por nuevas leyes de la administración», explicó la concejala de Hacienda, Soraya Casares.

El principal cambio estará relacionado con el pago del Impuesto de Bienes Inmuebles, IBI, que a partir del año que viene podrá fraccionarse. La propuesta de este pago a plazos surgió el pasado año durante la negociación de las actuales ordenanzas de la mano de Silvia Argüelles, edil de Ciudadanos. «Nos pareció buena idea y por eso vamos a incluirlo. Así los vecinos podrán sobrellevar este impuesto de una manera más progresiva», indicó Casares. También se harán cambios en la ordenanza que regula el Servicio de Apertura Temprana de Centros para redondear las cantidades que han de pagar las familias.

«Las nuevas leyes nos obligan a cambiar aspectos como los avales para el fraccionamiento de los pagos o cambios de tramitación. Pero serán pequeñas modificaciones que creo que no suponen ningún tipo de enfrentamiento, todo lo contrario», comentó la edil de Hacienda. Así, el IBI mantendrá la subida del 10% establecida el pasado año en el valor catastral, que en el concejo está datado del año 1996 y se congelará el tipo de IBI. Esta medida fue tomada el año pasado para amortizar la posible revisión catastral de las viviendas y evitar un 'catastrazo'. Además, se mantendrán las tarifas de agua y basuras, tanto para la zona urbana como para la zona rural.

Una vez que el Pleno de el visto bueno a las ordenanzas el equipo de gobierno comenzará a hacer cuentas para poder trabajar en los presupuestos municipales del próximo año.