El Comercio

La Escuela Infanta Leonor suspende las clases por los desperfectos del temporal de lluvia

La Escuela Infantil Infanta Leonor de Piedras Blancas tuvo que suspender ayer las clases debido a los desperfectos que causó el temporal de lluvia en el centro escolar. A las habituales goteras que padece la escuela por los problemas en su cubierta, se sumaron ayer filtraciones de agua en los pasillos que provocaron fallos en el sistema eléctrico. La dirección del centro optó por suspender la jornada y hasta Piedras Blancas se desplazaron técnicos de la consejería de Educación para comprobar el estado y certificar la suspensión de las clases. Se reanudarán el lunes.

Los técnicos municipales también se personaron ayer por la mañana en el centro para comprobar la instalación que «ya se encontraba bastante seca y sin problemas para dar clase», apuntan. Además, se personó en la escuela la empresa encargada de limpiar los canalones interiores para comprobar su estado.

«No hay problema de limpieza en ellos, lo que sí hay son tejas sueltas, pero que no se pueden reponer aún. El lunes se reunirán técnicos municipales y de la consejería para analizar el estado de la cubierta y ver qué medidas hay que tomar, pero en principio los niños podrán ir a clase con normalidad porque no hay peligro para ellos, así lo constató también el director de Educación», explicó ayer la alcaldesa, Yasmina Triguero, que insistió en que «todas las labores de mantenimiento se han venido haciendo, pero es una cubierta muy deteriorada que necesita ser cambiada».