El Comercio

Los operarios trabajaron durante la mañana para tapar el agujero.
Los operarios trabajaron durante la mañana para tapar el agujero. / LVA

Se derrumba parte del techo de la Escuela Infanta Leonor

  • La caída de cascotes frente a una de las aulas de tres años se produjo debido al mal estado de los techos y a las goteras tras las fuertes lluvias

Los alumnos de tres años de la Escuela de Educación Infantil Infanta Leonor de Piedras Blancas se encontraron ayer la puerta de clase llena de cascotes después de que parte del techo del pasillo que da acceso a las aulas se viniera abajo. El derrumbe se produjo por las goteras y el mal estado que presenta la cubierta del edificio, y que ya ha causado en anteriores ocasiones problemas.

La dirección del centro dio aviso al Ayuntamiento a primera hora de la mañana. La jefa de Obras y varios operarios se trasladaron al centro educativo para revisar el estado del techo y comenzar su reparación, aunque no hizo falta que se suspendieran las clases. Finalmente se optó por cubrir el agujero y desde Obras se descartó la posibilidad de que hubiera más derrumbes en la zona.

Este problema llega días después de que la escuela tuviera que suspender por un día las clases para secar otro de los pasillos del centro que se había llenado de agua por las goteras producidas tras un fuerte temporal de lluvia y que Obras achacó a la existencia de varias tejas sueltas.

Las denuncias de la comunidad escolar sobre el mal estado del centro educativo son constantes. El Ayuntamiento insiste en que se han realizado todas las tareas de mantenimiento y que es ahora la consejería de Educación quien debe acometer las obras para cambiar la cubierta del edificio, que está catalogado.