El Comercio

El fútbol alarga el verano en la Villa

Los aficionados del Racing de Santander abarrotaron las calles de Villaviciosa el pasado 24 de abril.
Los aficionados del Racing de Santander abarrotaron las calles de Villaviciosa el pasado 24 de abril. / VICENTE ALONSO NAREDO
  • Los restaurantes se llenarán con el partido entre el Lealtad y el Racing de Santander

El pasado 24 de abril fue un día histórico en Villaviciosa. Las calles de la localidad se abarrotaron con miles de aficionados que no quisieron perderse un duelo inolvidable, el que disputaron, por primera vez, el Club Deportivo Lealtad y el Racing de Santander.

El modesto campo de Les Caleyes pulverizó los registros de asistencia con 4.052 espectadores en las gradas y, cinco meses después, las previsiones apuntan a que aquella gesta histórica puede volver a repetirse mañana. Por el momento, la venta anticipada ya ha superado las 1.500 entradas y, a expensas de la venta en taquilla, que estará disponible a partir de las once de la mañana, la cifra de asistentes supera las previsiones iniciales. El precio será de quince euros y los menores de dieciséis años deberán abonar cinco.

El partido servirá además para que el Lealtad estrene la primera equipación con camiseta y pantalón negros y medias blancas y tendrá un aliciente competitivo, ya que los de Santander, que lideran la clasificación, solo superan a los de Villaviciosa por dos puntos. Ambos equipos saltarán al campo a las 17.45 horas.

Pero además del ambiente previsto para Les Caleyes, los grandes beneficiados del encuentro serán los hosteleros locales, sobre todo los que colaboran con el club y que desde hace semanas tienen sus reservas completas. Los 150 kilómetros y la hora de viaje que separan Villaviciosa de la capital cántabra facilitarán la asistencia de numerosos aficionados racinguistas y en bares y restaurantes están preparados para el desembarco. Además, la hora del partido beneficiará a los negocios porque permitirá a los hosteleros doblar mesa y a los aficionados, disfrutar de una sobremesa más larga y de mayor tiempo para realizar compras. «La gran hospitalidad y cariño que todos los maliayos dimos a los racinguistas en abril hace que nos hayan cogido un especial afecto y los tengamos como potenciales turistas y visitantes de nuestra localidad para beneficio de todos», destacan desde el Lealtad.

Aforo para 4.500 personas

Por otro lado, el club y el Ayuntamiento repetirán también para la cita la estructura y el protocolo organizativo de hace cinco meses. Así las cosas, el Lealtad ha aumentado el aforo de Les Caleyes a 4.500 personas con la instalación de unas gradas portátiles y desde las doce del mediodía habrá una RRC Fan Zone en el frontón municipal para los aficionados que no puedan comer en restaurantes e incluso los que opten por traer su propio bocadillo.

Como novedad se pondrá a la venta una bufanda conmemorativa del hermanamiento entre las dos localidades y que podrá adquirirse por diez euros. Lleva impreso el lema 'Casualmente coincidimos en 2016, y somos amigos para siempre».

Además, los aficionados cántabros que repitan visita podrán canjear por un regalo sidrero el soporte promocional que el Ayuntamiento de Villaviciosa entregó el pasado mes de abril como guía para acceder a toda la información de la página web de turismo municipal. Solo tendrán que acercase a la oficina de turismo, ubicada en la Casa de los Hevia.