El Comercio

Detenidas dos personas acusadas de intentar estafar 3.000 euros a un corverano

  • Los implicados habrían utilizado la amenaza telefónica para conseguir el dinero, según la Guardia Civil

La Guardia Civil detuvo el pasado miércoles, 21 de septiembre, a dos vecinos de Corvera, M.A.S.G. de 34 años y de A.M.H.R. de 24 años, acusados de intentar estafar a otro corverano para conseguir 3.000 euros. Los detenidos habrían utilizado amenazas telefónicas para tal fin.

Los hechos se remontan al pasado 15 de septiembre cuando la víctima recibió una llamada de teléfono, de un número oculto, cuando se encontraba dentro de su jornada laboral. Al contestar, un hombre le reclamaba 3.000 euros bajo amenazas a él y a su familia. Los agentes de la Guardia Civil explican que en la llamada se hicieron aseveraciones como «por tu bien y por el de tus hijos» y se le indicaba las condiciones en las que debía realizar la entrega del dinero, el lugar y el momento, concluyendo de nuevo con amenazas de no avenirse a sus deseos como «porque te arruino la vida».

La víctima de las amenazas denunció los hechos ante la Guardia Civil, que desde la Comandancia de Gijón comenzaba las investigaciones para conseguir identificar de dónde provenía la llamada oculta recibida. Finalmente las investigaciones de los agentes permitió identificar el terminal móvil con el que se había realizado la llamada, tratándose de un teléfono con dos posibles usuarios.

Con las posibilidades ya reducidas a dos, se descubrió que se trataba de una pareja del mismo concejo y que la mujer había trabajado previamente en el domicilio de la exmujer de la víctima. Esta relación les permitió conocer los datos personales, como el teléfono, domicilio, trabajo y demás circunstancias familiares para poder realizar las amenazas posteriores.

Una vez conocida la identidad de los acusados, la Guardia Civil comenzó su búsqueda hasta que los detuvo el pasado miércoles. Los detenidos fueron puestos en libertad y las diligencias están siendo llevadas por el Juzgado de Guardia de Avilés.

Cámaras de vigilancia

Por otro lado, los vecinos se muestran estos días al lado de la posición del alcalde, Iván Fernández, que propuso la colocación de cámaras de seguridad en puntos estratégicos del concejo, que estarían vigiladas por la Policía Local y acorde a la normativa vigente. El edil ya explicó que la decisión se tomaría en conjunto con los vecinos y los grupos de la corporación. «Creemos que es hora de que se tomen medidas. Solo ha de dar miedo las cámaras a quienes no cumplen con las normas cívicas», resaltan los vecinos.