El Comercio

Las obras de la glorieta de La Barquerina empezarán en octubre

Un vehículo realiza un giro en el actual cruce entre La Barquerina y la carretera AS-267.
Un vehículo realiza un giro en el actual cruce entre La Barquerina y la carretera AS-267. / L. I. A.
  • La adjudicación del proyecto está pendiente de que el Consistorio resuelva si Contratas Iglesias ha incurrido en una baja temeraria

El alcalde de Villaviciosa, Alejandro Vega, anunció ayer que la licitación de las obras para la construcción de una glorieta en el cruce del área residencial de La Barquerina con la AS-267, conocida como la antigua carretera de Oviedo, está ya en su fase final.

El equipo de gobierno celebró el pasado viernes la mesa de contratación, a la que concurrieron diez empresas. El proyecto tenía un presupuesto inicial de 111.222,80 euros y durante el proceso de negociado, Contratas Iglesias S. A. presentó la oferta más ventajosa con una cuantía de 72.500 euros. Inicialmente, la empresa había valorado el coste de los trabajos en 104.549,43 euros. Así las cosas, la mesa consideró que podría estar incurriendo en una baja temeraria, por lo que tiene diez días de plazo para que justifique o precise las condiciones de su oferta.

Pavitek 2010 S.L., con 72.750 euros, y Aglomerados del Principado S. L., con 75.999, presentaron la segunda y tercera propuesta más ventajosa. Vega explicó que en los próximos días se dará a conocer el resultado de la adjudicación.

Las obras, que están incluidas en los presupuestos municipales aprobados para este año, tienen un plazo de ejecución de siete semanas y el equipo de gobierno calcula que comenzarán el mes que viene. Se trata de una intervención muy demandada desde la construcción de la urbanización y, además de ordenar el tráfico y mejorar la seguridad vial, permitirá completar la ronda de la localidad.

En la actualidad, en la confluencia de las calles Norberto de la Ballina Fernández, la avenida de España y la carretera AS-267 existe un peligroso cruce en el que se han producido numerosos accidentes.

La nueva glorieta -que se sumará a la construida en la pasada legislatura bajo el mandato del popular José Manuel Felgueres- constará de dos carriles de cinco metros de ancho cada uno y un islote central de once metros y medio de radio. Para su ejecución, será necesario construir también un muro de unos veintiún metros de longitud, así como reubicar las redes de servicios existentes. El proyecto también incluye la colocación de una señalización acorde a la nueva ordenación.

Por otro lado, el regidor maliayo señaló que «es una intervención que se necesita desde hace ocho años, cuando a raíz de la inauguración de la urbanización de La Barquerina se incrementaron el tráfico y la peligrosidad del cruce». A pesar de que la titularidad de la AS-267 es del Principado y de que Vega defiende que la financiación de las obras correspondería al Gobierno regional, justifica la inversión municipal en que «no se podía esperar más».