El Comercio

El Pleno aprueba la congelación de los impuestos, tasas y precios públicos

El Pleno de Castrillón aprobó ayer durante la sesión ordinaria del mes de septiembre la propuesta fiscal del equipo de gobierno de Izquierda Unida para el próximo año. Aunque se han introducido algunas modificaciones para realizar cambios de funcionamiento, como el fraccionamiento y domiciliación del Impuesto de Bienes Inmuebles o el cambio de forma de tarificación del Servicio de Apertura Temprana de Centros, los impuestos, tasas y precios públicos se congelarán en 2017.

Esto supone que los vecinos pagarán lo mismo que este ejercicio, exceptuando en el IBI, que se consolida la subida del 10% en el valor catastral de las viviendas. La oposición apunto, igual que en las comisiones informativas, que para los próximos ejercicios debería aplicarse una bajada en el tipo del IBI para paliar las subidas a las que ha sido sometido los últimos años. Con las ordenanzas aprobadas, el equipo de gobierno comenzará ahora a trabajar para presentar su propuesta de presupuestos.