El Comercio

Carreño confía en obtener el sello Ciudad Amiga de la Infancia

Los evaluadores de Unicef en el colegio San Félix, en Candás.
Los evaluadores de Unicef en el colegio San Félix, en Candás. / E. C.

A mediados de este mes se darán a conocer los municipios reconocidos con el sello CAI (Ciudad Amiga de la Infancia), una distinción que el concejo de Carreño confía lograr. Ayer, de momento, una delegación de Unicef visitó el municipio, que el jueves aprobaba en Pleno su primer plan municipal de la infancia y adolescencia. «Queremos seguir mejorando en la prestación de servicios públicos a la infancia y adolescencia», remarcó la alcaldesa.