El Comercio

Socorristas en Salinas.
Socorristas en Salinas. / MARIETA

El Servicio de Salvamento concluye la temporada de atención en las playas

  • Septiembre termina con nueve rescates y siete traslados a centros de salud atendidos por los socorristas

Las playas del concejo de Castrillón ya no cuentan con servicio de Salvamento desde hoy tras cerrarse ayer la temporada. Los arenales quedarán sin vigilancia por lo que los bañistas que precisen de ayuda deberán llamar al servicio de emergencias del 112, aunque se recomienda extremar las medidas de precaución si se va a acceder al agua en el caso de que volvieran los días de sol al concejo.

Durante los últimos días las playas estuvieron vigiladas por un reten de nueve socorristas, con base en las playas de Salinas y San Juan y coordinados por Ignacio Flórez, responsable del Servicio de Salvamento, que ayer presentó el balance del mes de septiembre.

Los socorristas tuvieron que intervenir en nueve rescates, dos de ellos producidos los dos últimos días, pero que se solventaron sin problemas, y siete traslados a los centros de salud, para los que en una sola ocasión se necesitó la ayuda de una ambulancia. Además, se atendieron sesenta heridas y contusiones, 67 lesiones producidas por animales marinos y terrestres, dos insolaciones y una luxación, entre otras.

El Servicio de Salvamento también trabajó en ocho incidencias relacionadas con la seguridad ciudadana.