El Comercio

La repostería con nueces triunfa en la feria de Camoca

Saray García y Elena y Ángeles Quero participaron por primera vez con un puesto de nueces.
Saray García y Elena y Ángeles Quero participaron por primera vez con un puesto de nueces. / FOTOS: L. I. A.
  • Mercedes Castiello, de Grases, fue nombrada artesana de honor y Joaquín Caso, de La Parra, recibió el premio a la mejor nuez

La Feria del Lino y les Nueces de Camoca demostró ayer, en su decimoséptima edición, que además del fruto estrella, la repostería elaborada con nueces también triunfa. Isidorina Naredo, de Valdediós, es una de las participantes veteranas. «No comprobé todos los nogales, pero de momento tengo menos fruto que otros años», apuntó. Acudió con quince kilos de nueces y completó su puesto con casadielles, tarta y bizcocho.

También Carlos Vigón, de trece años, apostó por el dulce. «Tengo mermelada, miel, higos en almíbar, bizcocho, galletas de nata, rosquillas de anís y bollos de chorizo y de bacon y queso, todo casero», enumeró. Y Paloma Cabrero ejerció como ayudante de Iñaki de Lera y ofreció brownie casero de nuez y chocolate y galletas de mantequilla y chocolate.

La repostería fue, asimismo, la protagonista del homenaje de este año. La organización decidió premiar a Mercedes Castiello por su participación en la feria desde el año 2000. «Estoy contenta porque no me lo esperaba y, también, muy agradecida», señaló esta vecina de Grases a la que conocen como 'La Nena' y que acude desde hace dieciséis años con canutillos, galletas y tartas. En esta ocasión, además, fue la encargada de comercializar los 'camoquinos', unos bombones de chocolate y nuez elaborados para la cita por Mari Paz Campa, a su vez encargada de glosar a la homenajeada. «Pone el alma, el corazón y la vida en la cocina; es una repostera de postín», aseguró.

Por otro lado, el jurado formado por Miguel González Pereda, Rocío Campos, Fernando Amandi, Jesús Martín y Teresa Martín eligió a Joaquín Caso, de La Parra, como mejor cosechero tras valorar el aspecto, el tamaño, la dureza de la cáscara y la extracción del fruto y el color, el sabor, la textura y la oleosidad del grano de las once muestras a concurso.

Nueva talla de la Virgen

La jornada de ayer también estuvo marcada por las sorpresas. Mari Paz Campa interpretó la canción 'Soy de Verdiciu', adaptada a Camoca, como guiño al artista Rodrigo Cuevas y el párroco, Agustín Hevia Ballina, bendijo antes de la misa una nueva imagen de la Virgen del Rosario, una talla de madera de nogal obra del escultor Pepe Cuadra, vestida por Las Clarisas e inspirada en la que se quemó durante la guerra civil. La anterior había sido donada a la parroquia en 1942 por una feligresa.