El Comercio

La planta baja de la Casa de los Hevia se prepara para acoger una sala de estudios

Uno de los trabajadores coloca las tarimas del suelo.
Uno de los trabajadores coloca las tarimas del suelo. / A. G.-O.

Los obreros se afanan en acabar cuanto antes las obras de adecuación de la nueva sala de estudios de la Casa de los Hevia, que se trasladará desde la biblioteca al espacio que ocupaba el archivo, ubicado en la planta baja del edificio. Varios trabajadores han instalado durante estos días el suelo, de un color marrón claro. Quedaría pendiente la colocación del mobiliario necesario y alguna mejora más.

Esta mudanza pretende dar respuesta a una demanda de los usuarios, quienes venían solicitando un aumento del horario de apertura, algo difícil al encontrarse dentro de la biblioteca. Por esa razón, se incluyó en los presupuestos una partida para dichas obras.