El Comercio

'Cajero ciudadano' del Ayuntamiento de Irún.
'Cajero ciudadano' del Ayuntamiento de Irún. / E. C.

Carreño, tras los pasos de Irún

  • Los trabajadores municipales se han formado en nuevas tecnologías para manejar un sistema que se licitará en los próximos días

  • El concejo implantará un sistema similar al del Consistorio vasco para fomentar la participación ciudadana

El gobierno de Carreño, socialista, quiere mejorar la comunicación entre la Administración local y sus vecinos. Y lo hará a través de las nuevas tecnologías con el objetivo de lograr una mayor participación de la ciudadanía a la hora de que hagan sus aportaciones al presupuesto, cuya elaboración los responsables municipales quieren abrir a los vecinos.

El Ayuntamiento ya se ha puesto manos a la obra y se han estudiado los métodos empleados en otros municipios mediante la aplicación de las estas tecnologías para conseguir lo que se denomina 'Gobierno abierto'.

«En este proyecto se hace necesaria la colaboración ciudadana, de las empresas y del resto de las administraciones con el objetivo de construir una sociedad más conectada», señaló la alcaldesa, Amelia Fernández.

El primer paso consistió en contactar con otras administraciones locales, como Oviedo y Avilés, y, también, de fuera de la región. Y el modelo elegido fue el empleado en el Consistorio de Irún. Hasta allí se desplazó una delegación municipal. «Lo elegimos porque está considerado como un Ayuntamiento referente en esta materia. Visitamos el centro que tienen de Atención Ciudadana y conocimos la utilidad que tiene la tarjeta ciudadana, que funciona como las bancarias, y los equipos tecnológicos que tienen para la atención ciudadana durante 24 horas».

Este sistema permite que los vecinos aporten documentos en formato digital al Ayuntamiento. A través de este equipo se pueden escanear esos documentos para después enviarlos al registro municipal y también posibilita descargar impresos e información del Consistorio, que tiene como objetivo el «papel cero» en los trámites y consultas que se tengan que realizar con la Administración local. Para facilitar la comunicación con los vecinos, asimismo, se utiliza un lenguaje no administrativo.

Para desarrollar esta iniciativa, los empleados municipales ya han realizado un curso para formarse en el manejo de las nuevas tecnologías que se llevó a cabo en Madrid. «Estos procedimientos en materia de transparencia de las administraciones públicas ya están siendo empleados de manera interna para hacer públicos los datos y las informaciones municipales», señaló Fernández.

Debatir y decidir

En los próximos días, el equipo de gobierno tiene la intención de licitar el desarrollo de la herramienta de software libre que se llamará 'Carreño Decide' y que permitirá a los vecinos debatir y decidir sobre los asuntos del concejo.

La alcaldesa explicó que «ahora ultimamos un decálogo para debatir en el Pleno en el que se fijen los compromisos del Ayuntamiento de en materia de presupuestos participativos. El próximo presupuesto se abordará con esta metodología participativas».