El Comercio

Raquel Miranda gana el Certamen de Pintura de Villaviciosa con 'Mandalas'

Simón, Suárez, Repiso y Arce, con la obra ganadora.
Simón, Suárez, Repiso y Arce, con la obra ganadora. / A. G.-O.
  • «Me hace mucha ilusión porque se presentaba mucha gente joven», asegura la artista, que tiene ochenta años

Raquel Miranda Fernández ha sido galardonada con el primer premio del XIX Certamen de Pintura organizado por el Ayuntamiento de Villaviciosa. Su «capacidad creativa en el campo de la experimentación geométrica» consiguió ganarse a la mayor parte del jurado, que se reunió ayer para tomar una decisión «muy complicada». La obra, 'Mandalas', ha sido realizada por impresión digital y consta de 25 imágenes distintas.

«Me hizo mucha ilusión porque se presentaba mucha gente joven. Siempre tienes la esperanza, pero no me lo esperaba», aseguraba Miranda, que tiene ochenta años, tras conocer la noticia. El tiempo y la dedicación que puso en este cuadro se vieron recompensados por el veredicto del jurado. «La impresión digital es algo que se empieza a llevar ahora mucho, pero unir las piezas y que tuvieran conexión llevó mucho tiempo», afirma.

La artista lleva más de treinta años dedicándose a la pintura, pero solo cinco especializada en la impresión digital. Una trayectoria larga, aunque discontinua. «Estuve varios años haciendo muy pocas cosas por problemas familiares, pero ahora que tengo tiempo he vuelto a trabajar mucho. He realizado varias exposiciones», explica.

Complicada deliberación

El Certamen de Pintura de Villaviciosa es uno de los más prestigiosos del panorama regional. En esta edición se han presentado 71 obras, 22 de ellas enviadas desde fuera de Asturias.

La diversidad de las propuesta provocó intensas deliberaciones entre el jurado. «No ha sido por unanimidad. Siempre es complicado, pero esta vez estuvo más reñido», aseguró Guillermo Simón. El artista estuvo acompañado por Evaristo Arce, Rubén Suárez, Luis Repiso y Humberto Alonso.

La creación ganadora quedará expuesta a partir del jueves en la Fundación Cardín junto con otros doce cuadros. Tres de ellos han recibido una mención honorífica: 'En ningún lugar cualquiera', de Rafael López; 'Proyecto Introspección', de Rafael Felipe Martínez; y la obra sin título de María Dolores Trabanco.