El Comercio

Los jabalíes se hacen fuertes en la villa

Un jabalí comiendo manzanas en una finca de Villaviciosa.
Un jabalí comiendo manzanas en una finca de Villaviciosa. / E. C.
  • Los vecinos denuncian numerosos daños y el Consistorio reclama al Ministerio de Fomento medidas para paliar los accidentes en la A-8

Los jabalíes se hacen fuertes en la villa. Accidentes en carretera, fincas destrozadas y huertos dañados. Hasta tal punto ha llegado la situación que el Ayuntamiento maliayo envió esta semana un escrito al Ministerio de Fomento. Exige el Consistorio medidas inmediatas para poner fin a los problemas causados por los animales en la Autovía del Cantábrico (A-8), algo que también han denunciado los vecinos. «Creo que es debido a la situación que está viviendo el lobo. Los jabalíes se escapan a la costa, donde sólo tienen como depredadores a los cazadores y donde pueden encontrar mucha más comida», explica José María Pezón, presidente del Coto de Caza de Villaviciosa.

Desde el coto advierten que la presencia de estos animales ha aumentado «un 200%». Ellos se encargan de cerrar todas las fincas de ganaderos y agricultores de la zona, para evitar que los animales entren en las mismas y causen daños. «Estuvimos tres meses seguidos cerrando parcelas», asegura. Vallas, alambres, pastores eléctricos... Todas las medidas son pocas para poner fin a su avance.

Esta labor les viene marcada por la Administración, que les cobra los daños causados por los animales en los cultivos. «Nosotros ponemos el material y la mano de obra, pero los dueños de las fincas tienen que preocuparse después por limpiarlas», afirma Pezón. Una situación que, en ocasiones, no se da. Por esa razón, solicita un reglamento que obligue a los ganadores y agricultores a cuidar el cerco o que les exima a ellos de la responsabilidad de pagar los deterioros si han puesto todas las medidas para evitarlos.

La incursión de jabalíes en las fincas maliayas es uno de los problemas, pero no el más grave. A mediados de mes, un coche que circulaba por la A-8 pudo esquivar a uno de estos animales, evitando un accidente. Suerte que no tuvo el conductor que le seguía, aunque no hubo que lamentar heridos. Esta situación se ha repetido en varias ocasiones en los últimos meses. El mal estado del vallado de la autovía permite que animales crucen por el medio, para desconcierto de los usuarios de la misma, que se ven obligados a frenar en seco o esquivarlos.

Situaciones de riesgo

El escrito enviado al Ministerio por parte del Ayuntamiento tiene como objetivo poner fin a esta situación. «Les rogamos que puedan adoptarse de forma urgente las medidas necesarias que eviten que siga produciéndose incidentes y situaciones de riesgo tan graves como los que ya se han producido», instan los responsables municipales.

Los integrantes del coto de caza de Villaviciosa, una de las organizaciones que más a denunciado está situación, creen que una posible solución para disminuir el número de ejemplares pasaría por poder planificar ellos mismos las batidas. En la actualidad, tienen que enviar un calendario con varios meses de antelación, que no puede ser modificado. «Nosotros tuvimos que enviar uno en febrero, pero en esas fechas no podemos saber cuántos jabalíes va a haber en octubre. Deberían dejar cambiar el número de las batidas dependiendo de los daños que se estén causando», afirma Pezón.