El Comercio

El Helimer rescata del agua a dos ocupantes de una nave a la deriva frente a Tazones

El propietario de la embarcación averiada espera ayuda mientras el Helimer rescata en el pedrero a sus dos compañeros.
El propietario de la embarcación averiada espera ayuda mientras el Helimer rescata en el pedrero a sus dos compañeros. / E. C.

Una nave a la deriva, dos ocupantes que se tiran al agua y un rescate coordinado por mar y aire. Todo en Tazones. A las 16.50 horas en el 112 comenzaron a recibirse llamadas. Una motora de 8 metros llamada Arandalus parecía a punto de estrellarse en el acantilado. Dos de sus ocupantes se habían tirado al agua y pedían ayuda desde el pedrero, donde habían quedado atrapados.

Salvamento Marítimo dio orden de salida al helicóptero Helimer Cantábrico, que rescató a las dos personas que buscaron refugio en el pedrero, a los que trasladó a su base, en El Musel. A la embarcación y su propietario la ayudó el pesquero Tximi, con base en Tazones, que se encargó de remolcarla hasta dejarla a salvo en El Puntal. Según fuentes de Salvamento Marítimo, ninguno de los tres necesitó asistencia médica.