El Comercio

Quejas por la ejecución de las obras en La Estebanina

Imagen de las obras que se han acometido, con las señales en los arcenes.
Imagen de las obras que se han acometido, con las señales en los arcenes. / MARIETA

El estado de la carretera que une Las Vegas con el barrio La Estebanina suscita las quejas de los conductores que circulan por ella a diario y de los vecinos que suben y bajan caminando. El Ayuntamiento realizó recientemente una nueva acera y ejecutó obras en la calzada, aunque la disposición de las señales no es del agrado vecinal.

El problema radica en que las señales de obras están colocadas en la propia calzada, invadiendo parte de uno de los carriles y en otros puntos encima de la acera, obstaculizando el paso de los vecinos. Los conductores se quejan de que los operarios no hayan retirado las señales y apuntan a que «cuando bajan coches grandes o camiones desde los pueblos se hace muy difícil circular, es más a veces no entran dos vehículos a la vez», indican.

A estos problemas de circulación se suma la estrechez de la vía en algunos puntos, que obliga a los peatones a circular por las cunetas, que por culpa de la maleza también suponen un problema en sí mismas. «Ya ha habido problemas, una vecina que caminaba por la carretera se encontró con dos vehículos y al moverse cayó a la cuneta y se rompió el brazo. No hay arcenes y las cunetas no están en buen estado», añaden.