El Comercio

Se buscan maliayos para montar una melé

El jugador maliayés Fran Rodríguez González es uno de los promotores del rugby en Villaviciosa.
El jugador maliayés Fran Rodríguez González es uno de los promotores del rugby en Villaviciosa. / L. I. A.
  • Fran Rodríguez, jugador del club de La Calzada, pone en marcha el proyecto de crear un equipo de rugby del que carece el concejo

Fran Rodríguez González lleva siete años jugando en el Club de Rugby La Calzada, de Gijón, y su reto es formar un grupo de trabajo en su localidad natal, Villaviciosa. 'Franki', como es conocido, tiene 21 años y muchos proyectos. «El club lleva años promoviendo el rugby en Asturias y, como varios chavales me preguntaban y se mostraban interesados, decidimos que era el momento de intentarlo aquí», explica.

La Barquerina acogió a finales de agosto una sesión de entrenamiento de pretemporada con los integrantes de equipos sub 18 a sénior. «Hubo mucha gente, muy buen ambiente y a raíz de eso tuvimos varias llamadas», apunta Rodríguez. Además, el pasado sábado se disputó el I Torneo Fiestas del Portal, donde además de 'Franki' también participó su hermano José Ángel, jugador de La Calzada.

El siguiente paso será llevar el rugby al IES Víctor García de la Concha, donde reconoce que se ha encontrado con muchas facilidades tanto para dar información como para disponer de las instalaciones. «Impartiremos unas charlas a ver si se forma un grupo y empezar a entrenar, ya tengo a gente preguntándome por WhatsApp», apunta. La intención es utilizar el campo municipal Nuevo Villazón, en Amandi. «Estamos muy agradecidos al Club Deportivo Lealtad por toda la colaboración que nos está prestando», agradece el joven.

En cuanto al número de participantes, Rodríguez señala que entre diez y quince jugadores ya se puede empezar a trabajar. «Cuantos más seamos, mucho mejor, podemos hacer escuela y equipo, que al final es lo que importa, jugar partidos», defiende. «Lo ideal es poder entrenar en Villaviciosa porque desplazarse a Gijón, si tienes que hacerlo en transporte público, supone tener que hacer varias combinaciones», añade.

Asimismo, es consciente de que tendrá que partir de cero. «El rugby es un deporte que se desconoce, pero quien lo empieza se hace muy pronto con el reglamento», asegura. E insiste en que «como cualquier otro, necesita partidos y a nivel de Asturias los hay, tanto profesionales como con las escuelas que participan en los Juegos del Principado».

A partir de ocho años

Aunque la idea inicial es formar equipo con jóvenes del instituto, Rodríguez explica que «desde los ocho años hacia adelante puede unirse quien quiera». Y rechaza falsas leyendas: «No es lo que aparenta, es el deporte donde más valores hay, donde todos participan y en el que cada jugador es válido», enumera. «No se necesitan unas cualidades determinadas, eso es lo que hace a los jugadores importantes», destaca.

Entre los retos de este maliayés también están obtener el título de entrenador y conseguir patrocinadores para lucir el escudo del municipio en una equipación propia. No es la primera vez que el Club de Rugby La Calzada expande sus fronteras, ya que cuenta con un equipo de trabajo en las Cuencas.