El Comercio

El PP de Gozón afirma que la cesión del cobro del agua al Principado aumentará su coste en 100.000 euros al año

  • Artime defiende la labor realizada por la empresa concesionaria, cuyo contrato finaliza el 1 de enero del próximo año

El Partido Popular de Gozón advierte de que la cesión del cobro del recibo del agua, alcantarillado y canon del saneamiento al Gobierno del Principado «incrementará en 100.000 euros anuales el servicio». Así lo explicó su portavoz, Ramón Artime, quien recordó que estas labores las venía realizando la empresa concesionaria, Asturagua, por un precio anual de 600.000 euros, cifra en la que se incluyen otros conceptos como las nóminas de la plantilla y varias prestaciones.

Desde su punto de vista y con los números en la mano, a tenor de un informe municipal que puntualiza que el dinero que abona el Ayuntamiento por este servicio cada año es de 850.000 euros, el portavoz del Partido Popular explica que «si le añadimos los 100.000 que cobrará el Principado, entonces el coste rondará el millón de euros». «Estos son los números. A ver ahora cómo justifica el alcalde las ventajas de la municipalización del servicio porque el primer paso no es nada positivo», apostilló Artime.

En la actualidad, el contrato suscrito por el Consistorio con Asturagua se encuentra prorrogado por un año. La fecha de finalización prevista para este acuerdo es el 1 de enero de 2017. La posición de los conservadores hacia este proceso de municipalización es claramente en contra.

«La gestión realizada durante una década por la empresa concesionaria fue muy positiva. Haciendo balance, en 2003, cuando accedimos al gobierno nos encontramos con que el Ayuntamiento ingresaba un 15% del consumo de agua con más de un millar de contadores sin registrar en el concejo. Ahora, cuando se quiere municipalizar, los ingresos por tasa anual rondan los 1,3 millones y ya fueron renovados más de cien kilómetros de tuberías», detalló el portavoz municipal del Partido Popular en Gozón.

Auditoría externa

En lo que va del actual ejercicio, el equipo de gobierno, socialista, encargó una auditoria externa para conocer con detalle la deuda contraída con Asturagua.

Esta última se centra en las obras realizadas en la reurbanización de varias calles del centro urbano cuyos contratos fueron supervisados por la consultora externa con un coste superior a los 3,9 millones, en la que se añade a la misma la subrogación de los empleados para que pasen a formar parte de la plantilla municipal.

Para iniciar este proceso el Consistorio habilitó en este ejercicio presupuestario una partida de 800.000 euros. En los próximos dos meses se deberá cerrar la negociación entre las partes en la que el alcalde, Jorge Suárez, confía en que se podrán reducir esta deuda en un 20% como mínimo.