El Comercio

«Nos quieren tapar la boca con una pista defectuosa»

Francisco Cabaño, ayer frente a la recta de atletismo del Parque Europa de Las Vegas.
Francisco Cabaño, ayer frente a la recta de atletismo del Parque Europa de Las Vegas. / MARIETA
  • Francisco Cabaño, presidente de la Escuela Multideportes, critica la nueva pista de atletismo de Las Vegas y culpa al Ayuntamiento de desoír a los clubes

La recién estrenada pista de atletismo del Parque Europa de Las Vegas nace rodeada de polémica y no acaba de satisfacer las necesidades de los deportistas del concejo. El primero en criticar las nuevas instalaciones, que se realizaron dentro de la renovación total del parque con un presupuesto de 240.000 euros, es Francisco Cabaño, presidente de la Escuela Multideportes de Corvera, uno de los dos clubes de atletismo del concejo.

«Pretenden callarnos la boca con unas instalaciones como estas que las mires por donde las mires son defectuosas. No nos sirven para entrenar nuestras disciplinas en condiciones», señaló ayer Cabaño, que añadía que «estas críticas se las hemos hecho llegar al alcalde, por eso mismo no se nos invitó a la inauguración. Cuando no le gusta lo que le dices ya no cuenta contigo para nada».

Para el presidente y entrenador de la Escuela Multideportes de Corvera los defectos de la pista comienzan por el nombre. «Por mucho que se empeñen en decir que esto es una pista no lo es, es una recta que acaba en un foso de salto», recalcó Cabaño, que explicó que «el cierre de madera de las tres calles es un auténtico peligro para los niños que entrenan. Como un día se caiga uno corriendo puede romperse la nariz tranquilamente. A esto hay que añadirle que el suelo ni si quiera es tartán, es goma como la de los parques».

Otra de las críticas del entrenador se centra en la distancia del recinto, que tiene cien metros de largo. «Es escasa, sirve solo para longitud, velocidad o vallas y casi ni eso, porque no tiene ni la medida de los 110 metros vallas. Cuando se propusieron hacerlo nos preguntaron pero no nos escucharon, hicieron lo que les dio la gana y así ha quedado esto».

El foso de salto tampoco cumple las necesidades de la disciplina deportiva al estar vallado justo al límite. «Cuando vas a una competición debes salir por el lado o por el fondo, aquí ni eso podemos enseñarles a los niños, porque están obligados a salir por donde saltaron. Lo mires por donde lo mires es de risa».

Francisco Cabaño criticó ayer también la postura del alcalde. «Nos sentimos ninguneados de manera exagerada. Con su actitud nos demuestra que no es buen político, no nos quiso escuchar y cuando le explicamos que esto no nos sirve nos hace a un lado y no cuenta con nosotros. Llevamos 30 años con promesas incumplidas y así seguiremos».