El Comercio

Arde el motor de un coche dentro de un garaje de Las Vegas

Bomberos de las bases de Avilés y Pravia sofocaron el incendio y ventilaron la zona afectada.
Bomberos de las bases de Avilés y Pravia sofocaron el incendio y ventilaron la zona afectada. / MARIETA
  • El fuerte humo negro alertó a los vecinos de la zona y complicó las tareas de extinción del fuego, que se prolongaron durante más de una hora

Los vecinos del centro de Las Vegas se despertaron ayer alertados por una columna de humo negro que salía desde la parte alta de la localidad, en la zona de subida a La Estebanina. El incendio en el motor de un vehículo, que se encontraba estacionado dentro de un garaje privado, fue el culpable de la alerta vecinal.

Las llamas se desencadenaron pasadas las nueve menos cuarto de la mañana después de que el propietario del coche, marca Renault Megane, lo hubiera utilizado para acompañar a su nieto al Instituto. «Lo dejé aparcado sin problemas, no hizo ninguna cosa rara durante el trayecto. Subí a casa y a los cinco minutos me avisó mi mujer de que se veía salir humo negro del garaje. Bajé y ya no pude ni abrir la puerta. Al poco tiempo ya estaban aquí los bomberos y la Policía Local», relató ayer Marcelino Terrones, propietario del vehículo incendiado.

La llamada de aviso al 112 la realizó la propia Policía Local, que tiene su jefatura a escasos metros del lugar del suceso, en torno a las 08.48 horas. En ella se les advertía de que salía mucho humo de uno de los garajes comunitarios de los edificios de la calle San Juan. Hasta el lugar del suceso se trasladaron en primer lugar dos camiones del parque de Bomberos de Avilés, que intentaron acabar con las llamas y el fuerte humo negro, pero dadas las características del garaje precisaron de la ayuda de otros dos camiones del parque de Pravia para finalizar las labores de extinción.

El propietario del vehículo presenció todas las labores de extinción desde el exterior del inmueble. «Que todo sea esto y se haya quedado solo en el coche. Si no hay para comprar uno nuevo se va andando», comentaba Marcelino Terrones.

Tras extinguir por completo el incendio del vehículo, la dotación del parque avilesino regresó a su base y en el lugar continuaron efectivos desplazados desde el parque de Pravia realizando tareas de ventilación, ayudados de motoventiladores, y revisando que no queden puntos de calor en el interior del garaje subterráneo.