El Comercio

El Ayuntamiento vuelve a licitar el derribo del chalé de Salinas

José Aurelio Rivero, delante de su chalé en Salinas.
José Aurelio Rivero, delante de su chalé en Salinas. / MARIETA
  • El contrato tiene un presupuesto de 135.571,41 euros y debe regirse por los proyectos presentados ante los Juzgados de Oviedo

El Ayuntamiento retoma la licitación de las obras de derribo del chalé de Salinas, propiedad de José Aurelio Rivero, unas semanas después de presentar un informe al Juzgado en el que avalaba la petición de inejecución de la sentencia realizada días antes por el dueño de la vivienda.

Este nuevo proceso se realiza acorde con lo establecido por los jueces en sus sentencias del primer trimestre de este año y después de que el anterior proceso de licitación negociado sin publicidad quedara desierto en el mes de agosto. Aunque el Consistorio avale la posibilidad de dejar sin ejecución el derribo debe continuar con la licitación de las obras hasta que los jueces de los Juzgados de lo Contencioso-administrativo de Oviedo, números 2 y 6, dictaminen a favor o en contra de la petición.

«Hasta ahora solo hay una sentencia en firme que nos obligaba a redactar los proyectos de demolición de las ampliaciones y a llevar a cabo su licitación para ejecutarlos por lo que estamos obligados a seguir con los trámites. Solo se pararía si los jueces nos dijeran que dan la razón al propietario y puede darse la inejecución de la sentencia, algo que nosotros también pedimos al considerar que la norma que avalaba el derribo ya no está vigente en el Plan General de Ordenación Urbana de Castrillón», explicó la alcaldesa, Yasmina Triguero.

El nuevo contrato para derribar las ampliaciones sale con un presupuesto de licitación de 135.571,41 euros, IVA incluido, y las empresas interesadas en acometer las obras deberán presentar sus propuestas ante el registro municipal del Ayuntamiento de Castrillón en un plazo de 26 días naturales, a contar desde hoy. Las bases de la licitación y las condiciones de la misma se pueden consultar en la página de perfil del contratante del Ayuntamiento de Castrillón.

Además, la Oficina Técnica, encargada de la redacción de los dos proyectos de demolición correspondientes cada uno de ellos a un juzgado diferente, ha colgado las condiciones que han de seguirse para llevar a cabo las obras acorde a las sentencias judiciales.

Cambio en el PGOU

El Plan General de Ordenación Urbana se modificó el pasado mes de junio para acabar, entre otras, con la cláusula que prohibía realizar ampliaciones en viviendas pasados los ocho años. Dicho artículo es el que ha llevado al chalé de Salinas a tener que derribar las ampliaciones, que se llevaron a cabo con licencia municipal, por ello el juzgado obligó al Ayuntamiento a correr con los gastos de todo el proceso de demolición.

En base a este cambio, el dueño y el Consistorio consideran que ya no hay nada que impida mantener en pie la vivienda, que de ser demolida podría presentar un nuevo proyecto de construcción igual al ya realizado. Además, paralela a la petición de inejecución se ha pedido la legalización del chalé.